Messi salva a Rafinha y se carga a André Gomes y Arda Turan del Barça| EFE

El Barça tapa el último ridículo de André Gomes

stop

En el club azulgrana se llevan las manos a la cabeza con el jugador portugués

14 de octubre de 2017 (13:25 CET)

Llegó con la vitola de crack. Costó 35 millones de euros más muchos variables. Una cláusula de su contrato incluyó un plus para el caso de que ganase el Balón de Oro. Pero la realidad es que André Gomes está siendo un bluf en el FC Barcelona.

El futbolista, avalado por Luis Enrique en muchas ocasiones, no convence a su nuevo entrenador, Ernesto Valverde. Se trata de un jugador muy talentoso, pero poco asociativo.

Su excesivo individualismo ha ido condenando al centrocampista luso. El Txingurri quiere jugadores que la toquen, busquen el pase rápido al primer toque y entreguen el balón a Messi.

Los futbolistas que buscan el éxito propio por delante del colectivo no encajan con el técnico vasco. Por ello, Gomes tiene que hacer un planteamiento.

Y, mientras tanto, el club se plantea venderlo de cara al próximo verano. Le darán una oportunidad más durante toda la temporada y esperan que, en algún momento, pueda ganar protagonismo.

Si lo aprovecha, quizás pueda seguir en el club. Si no, se espera que al menos pueda revalorizarse un poco para ser vendido. El objetivo es recibir alguna oferta decente.

La broma del Tottenham

Y el problema es que los últimos cantos de sirena que llegan desde la Premier League dejan claro el poco interés que este futbolista despierta en el mercado. Los directivos del Barça se llevaron las manos a la cabeza en cuanto conocieron la oferta del Tottenham.

El equipo de Mauricio Pochettino, que ha protagonizado una reciente polémica con Pep Guardiola en Inglaterra, ofrece tan solo 22 millones de euros por hacerse con los servicios de Gomes. Más que una broma, en el Barça lo han tomado como una ofensa.

Sin embargo, desde el club catalán no interesa que salga a la luz esta oferta porque creen que contribuirá a depreciar todavía más el valor del jugador. Prefieren hacer como si nada. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad