Josep Maria Bartomeu y Florentino Pérez | EFE

¡El Barça se la juega a Zidane! Mejora la oferta de Florentino Pérez: ¡Bomba al Real Madrid!

stop

El conjunto azulgrana pone el Santiago Bernabéu patas arriba

11 de noviembre de 2019 (18:55 CET)

Tras la victoria del Barça ante el Celta el pasado sábado en el Camp Nou, muchos aficionados del equipo catalán llegaron a la misma conclusión: el día en el que Leo Messi decida colgar las botas, el equipo caerá en picado.

Como se volvió a comprobar ante los gallegos, Ernesto Valverde sigue sin plantear un juego atractivo. Todo lo contrario. El Barça se vio de nuevo superado ante el buen sistema planteado por Óscar García en su primer partido al frente del conjunto de Vigo y tuvo que ser, una vez más, el capitán del Barça quien sacara las castañas del fuego con un penalti y dos faltas magistrales.

Algo que ya se ha convertido en un habitual en el conjunto azulgrana. Si Messi no está, el equipo se viene abajo. Depender de un solo jugador, por mucho que sea para muchos el mejor de la historia no siempre funciona. Y las dos últimas temporadas en la Champions son el mejor ejemplo de ello.

Leo Messi | EFE

De hecho, no son pocos en la directiva culé los que ya hace tiempo que están poniendo encima de la mesa una pregunta que, por mucho que incomode, debe de hacerse. ¿Cómo será el Barça post-Messi?

El Barça entra en la lucha

Y ahí aparece un nombre por encima del resto: Kylian Mbappé. Son varios los directivos que apuntan que el joven crack francés es la mejor baza que tiene el Barça para poder seguir siendo un club competitivo una vez el de Rosario cuelgue las botas.

No les falta razón. Cuesta encontrar en el mercado actual un jugador que ilusione tanto como lo hace el del PSG. Muchos ven en él a la nueva estrella que, cuando Messi y Cristiano se retiren heredará el trono. En París lo saben, de ahí que hayan blindado a Mbappé hasta, como mínimo 2022.

Y es que esa es la fecha que los grandes equipos de Europa tienen marcada en rojo en sus calendarios. De hecho, no son pocos los que ya tiene muy claro que, como bien han dejado caer desde el entorno del jugador, que Mbappé no acabará su contrato en el PSG. El delantero sabe que debe dar el paso a un equipo top (el Madrid es su prioridad), de ahí que no sean pocos los que ya avisen que será el verano de 2021 el verano de su salida.

Y ahí quiere estar el Barça. Sí, pese a que en el Camp Nou saben que va a ser muy difícil hacerse con Kylian, ya avisan desde dentro que la intención de los culés es mejorar cualquier oferta que llegue desde Madrid por Mbappé. El Barça quiere jugársela a Zidane y, sabiendo que la dificultad en enorme, van a intentarlo.

Son muchos los clubes que tienen al delantero galo en su agenda. Grandes equipos como Madrid, Barça, Liverpool (aunque Jürgen Klopp haya asegurado que es “imposible”), Manchester United o Juventus, entre otros, ya le han hecho llegar su interés. La lucha será de las duras. Y el Barça, aunque quizás de forma ingenua, estará en ella. Un bombazo que, eso sí, no es que deje precisamente intranquilo a Florentino Pérez.

La bomba al Real Madrid

Eso sí, por mucho que Pérez tenga ya mucho ganado con Mbappé, el presidente blanco es muy consciente de que la entrada del Barça en la puja no va a hacer otra cosa que elevar aún más el precio de un Kylian que, seguro, va en camino de convertirse en el fichaje más caro de la historia.

Kylian Mbappé | EFE

La buena amistad que mantienen Nasser Al-Khelaïfi y Florentino ayudará, y mucho, al presidente blanco a que sea siempre el Real el club que cuenta con mayores facilidades. Eso sí, esa amistad no implica que desde la capital gala no quieran sacar el máximo rendimiento económico a su salida. Se habla ya de, ojo, 300 millones de euros.

El Barça se entrometerá para intentar tres cosas: la primera, obviamente, hacerse con él. La segunda, que no vaya al Real. La tercera, que, en el caso de que Florentino se lo lleve, le salga lo más caro posible.

Una voluntad, la de los culés, que ya ha llegado al vestuario y que no le ha hecho precisamente ninguna gracia a un Messi que ya ha hecho saber a la directiva que no quiere ver a Mbappé ni en pintura. Sabe Leo que, si llega el galo, su trono estará en peligro. Y más si lo hace dentro de dos veranos, cuando Leo estará ya en la última fase de su carrera.

Veremos qué papel acaba jugando la entidad catalana en el futuro de Mbappé. Una cosa sí que parece clara: el Madrid tendrá una piedra en el zapato llamada Barça.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad