El Barça recibe presiones de independentistas para la Diada 

stop

El club azulgrana, en el punto de mira de las organizaciones secesionistas

La grada del Camp Nou, repleta de 'estelades' | EFE

09 de septiembre de 2016 (12:50 CET)

Los últimos días de esta semana serán de órdago para el FC Barcelona, ya que los organizadores de las manifestaciones de la Diada del 11 de septiembre están interesados en presionar al presidente blaugrana, Josep Maria Bartomeu, para que el club apoye las movilizaciones convocadas, según ha podido conocer GOL de fuentes cercanas a la Asamblea Nacional Catalana (ANC).

Oficialmente, no ha habido ninguna comunicación al club blaugrana sobre el tema, pero extraoficialmente, se ha enviado el mensaje de que sería "positivo para el país" que el Barça se posicionase ante las movilizaciones del próximo domingo. "El Barça es patrimonio de todos y un símbolo del país, por lo que no es ajeno a las reivindicaciones que hagamos desde la calle", justifica esta presión una fuente de la ANC.

De hecho, el club blaugrana ha tomado partido siempre por las causas identitarias, aunque nunca entró directamente en las batallas políticas. Durante la época de Joan Laporta como presidente, vivió su mayor etapa de politización y, más tarde, el significado político fue prácticamente eliminado por su sucesor, Sandro Rosell. De Bartomeu, señalan que es "nacionalista convencido" y en estos momentos comprende y apoya muchas de las reivindicaciones de los partidos soberanistas "aunque su discreción no le permite salir a decir lo que piensa por su cargo institucional".

Ofrenda al monumento de Rafael Casanovas

El club siempre ha realizado la tradicional ofrenda de la corona de flores ante el monumento a Rafael Casanovas en la mañana del 11 de septiembre, acción que repetirá una vez más este año. Pero otra cosa es apoyar las manifestaciones convocadas con claro tinte político y alentadas sólo por algunos partidos.

"La política es para los políticos. El Barça no ha de firmar ningún manifiesto ni tomar partido públicamente por opciones partidistas porque eso traicionaría los principios deportivos del club. Una cosa es dar apoyo puntual a acciones de entidades diversas e incluso posicionarse en grandes temas y otra convertirse en un instrumento más de la batalla política", explica una fuente interna del club para justificar la discreción del club.

Pero desde la ANC advierten que continuarán discretamente intentando que la mayor entidad cívica de Cataluña haga un gesto que apoye las movilizaciones, lo que daría  una nueva dimensión a las convocatorias, que este año se celebran paralelamente en cinco localidades: Barcelona, Tarragona, Lleida, Berga y Salt. De momento, uno de los argumentos que pondrán encima de la mesa es de que el propio presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, asistirá a la concentración de Salt, por lo que el presidente del Barça no tiene porqué ser menos.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad