El Barça que pidió Luis Enrique

stop

El técnico asturiano lamenta la ausencia de dos futbolistas que pidió el pasado verano  

El banquillo del Barça en Eibar

11 de abril de 2016 (11:51 CET)

El Barça encara la recta final de la temporada con las pilas muy gastadas. La saturación de partidos está pasando factura a una plantilla que se debilitó al acabar la pasada temporada y que no fue reforzada con las piezas que pidió Luis Enrique. El técnico ya advirtió al club de que el equipo tendría problemas para afrontar un calendario tan exigente y sus predicciones se están cumpliendo a rajatabla.

Luis Enrique pidió a la junta directiva que compensara las bajas de Montoya, Xavi y Pedro. El lateral fue sustituido por Aleix Vidal en una operación bendecida por el técnico asturiano. Lucho, en cambio, pidió a Paul Pogba como recambio de Xavi, pero el club descartó el fichaje del centrocampista francés por el elevado precio de la operación. Arda Turan, que costó 34 millones de euros fijos más siete en variables, era la segunda opción del entrenador del Barça.

Nolito, fichaje frustrado

El técnico azulgrana se mostró mucho más preocupado por la salida de Pedro. Luis Enrique intentó frenar al futbolista canario, pero éste se mantuvo firme en su postura de fichar por el Chelsea. Lucho pidió el fichaje de Nolito, un jugador que conoce perfectamente y que puede aportar profundidad y gol. La junta directiva descartó la contratación del delantero andaluz porque no quiso pagar 18 millones de euros por él.

Luis Enrique, hoy, está convencido de que el Barça hubiera resistido mucho mejor las exigencias del calendario con Pogba y Nolito en la plantilla. El equipo va al límite y el optimismo de hace dos semanas se ha transformado en preocupación.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad