El Barça que Luis Enrique pidió (y no tendrá)

stop

El club no pudo satisfacer las prioridades del técnico asturiano

Luis Enrique

04 de septiembre de 2016 (09:22 CET)

El FC Barcelona presume de los fichajes realizados este verano. De los 123 millones invertidos en seis futbolistas (cinco, muy jóvenes): Denis Suárez, Umtiti, Digne, André Gomes, Alcácer y Cillessen. Luis Enrique tiene ahora muchas más alternativas en la plantilla, pero el técnico asturiano tuvo que renunciar a futbolistas de primer nivel. Él quería a Marquinhos, Pogba y Alaba, jugadores de primer nivel.

Robert Fernández, el director deportivo, le planteó dos opciones a Luis Enrique. O fichaba seis jugadores con mucha proyección y se destinaba todo el presupuesto en una estrella. El más deseado era Alaba, un jugador que puede jugar de central, de lateral izquierdo y de mediocentro. El problema es que el Bayern no quiso negociar por menos de 80 millones de euros.

Marquinhos

El central más deseado por Luis Enrique, por su juventud y velocidad, era Marquinhos, pero el PSG rechazó una propuesta de 40 millones. Y para el centro del campo, el elegido era Pogba. Un año antes, el Barça bloqueó su salida de la Juventus, pero renunció al centrocampista francés por su elevado precio: 105 millones de euros más la comisión de su representante, Mino Raiola.

Luis Enrique optó por reforzar la plantilla con jugadores que apuntan buenas maneras. Futbolistas con mucha ambición. En el caso del delantero centro descartó a Gabriel Jesús y Gabigol porque no quería correr riesgos y apostó por Alcácer. Su primera opción era Nolito, pero el club no quiso pagar 18 millones por un extremo que abandonó el Barça B con la carta de libertad.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad