El Barça pone precio a los descartes

stop

El club azulgrana tasa a los futbolistas que ha puesto en el mercado

Halilovic y Bartra

12 de marzo de 2016 (10:57 CET)

Robert Fernández y Luis Enrique, director deportivo y entrenador del FC Barcelona, ya planifican la próxima temporada. La lista de descartes ya está prácticamente cerrada y ambos, con el visto bueno de la junta directiva que preside Josep Maria Bartomeu, ya han puesto precio a los futbolistas que están en el mercado. El dinero que el Barça ingrese por ellos se reinvertirá en las nuevas incorporaciones.

El Barça espera ingresar unos 12 millones de euros por Marc Bartra. El defensa catalán acaba contrato en 2017 y tiene un buen cartel en Italia y en Inglaterra. La Fiorentina o el Tottenham pujan por él. El club azulgrana quiere incluir una opción de repesca, pero el futbolista prefiere una venta directa.

Robert y Luis Enrique también confían en una venta millonaria de Halilovic, tras la buena temporada del centrocampista croata en el Sporting. Su destino podría ser la Premier o, según ha podido saber Diario Gol, uno de los dos grandes clubes portugueses. El Barça quiere ingresar unos 10 millones de euros por él y sólo aceptará su salida si puede repescarlo en los dos años siguientes.

Vermaelen y Adriano valen seis millones

Vermaelen también está en venta. El Barça ha tasado al futbolista belga en unos seis millones de euros, la misma cantidad que pide por Adriano. El lateral brasileño acaba de ejercer una opción que tenía para prorrogar su contrato hasta 2017, pero Luis Enrique y Robert no cuentan con él para la próxima temporada.

Mucho más barato es Sandro, por quien el Barça pide unos tres millones de euros. El club, en cambio, dará la carta de libertad a Douglas y, posiblemente, a Dani Alves si algún club chino se interesa por él. La directiva azulgrana renunciaría a un ingreso para ahorrarse los 11 millones de euros anuales que cobra en concepto de salario.

El Barça pide 37 millones de euros por los futbolistas descartados, aunque en el club asumen que difícilmente alcanzarán esta cantidad. En las oficinas del Camp Nou también son conscientes de que escucharán ofertas por otros futbolistas, aunque las cifras serían mucho más elevadas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad