El Barça pone a ocho jugadores en el escaparate

stop

La dirección deportiva y el cuerpo técnico perfilan la plantilla para el curso 2016-17

La plantilla del Barça 2015-16

02 de marzo de 2016 (11:28 CET)

El Barça cuenta con una plantilla muy corta... y la mitad está en el escaparate. Luis Enrique tiene 24 jugadores a su disposición, aunque a la hora de la verdad siempre apuesta por los mismos 12/13 efectivos. Sus razones tiene para no dar la alternativa al resto. La dirección deportiva y el staff, en esta línea, ya perfilan el proyecto 2016-17. El club escuchará ofertas por hasta nueve jugadores, aunque a la hora de la verdad el número puede ser superior o inferior.

La defensa es el punto débil del mejor equipo del mundo. Luis Enrique cuenta con 10 zagueros en la plantilla, pero solo Gerard Piqué, Aleix Vidal y Jordi Alba son intocables a estas alturas. La suplencia de Marc Bartra es la gran incógnita. Solo el técnico sabe los motivos de su decisión. El central no cuenta nada para el técnico y podría dejar entre 12 y 15 millones en las arcas. Rechazó ofertas en el pasado y, cuando quiso salir, no le dejaron. De verano no pasa si el club quiere ingresar algo por él, ya que queda libre el próximo enero.

Decepción

Thomas Vermaelen es la gran decepción. Aterrizó entre algodones, y entre algodones sigue. Su rendimiento está muy lejos del que requiere la defensa del mejor equipo del mundo. Sus apariciones son escasas y discutidas. Tiene 30 años y contrato hasta 2019. Mantiene cierto caché en otros países. Su valor de mercado es de apenas cuatro millones de euros. Jeremy Mathieu, por su parte, ha manifestado un bajón de rendimiento esta temporada, aunque en las últimas semanas parece que remonta algo el vuelo y Luis Enrique se lo reconoce con minutos. A sus 32 años y con un valor de mercado de 10 millones, el Barça escuchará ofertas.

Siguiendo en la defensa, nadie duda de que Douglas no tiene el nivel, hoy por hoy, para jugar en el Barça. El chaval, más allá del rendimiento, tampoco ha tenido suerte con las lesiones. La entidad buscó su salida en forma de cesión en invierno sin éxito. Volverá a intentarlo en verano. El cuerpo técnico todavía mantiene la esperanza con él para el futuro.

Casos delicados

Más delicados son los casos de Dani Alves y Javier Mascherano. Son dos de los jugadores veteranos, y dos de los componentes de la plantilla con la ficha más elevada. El primero asume que difícilmente seguirá en la entidad. Su nivel esta temporada está muy por debajo del esperado. Aleix Vidal le quitará minutos poco a poco. El segundo, por su parte, observa cómo sus opciones de jugar se reducirán la temporada que viene si el Barça ficha al deseado central. Ninguno tiene la ficha asegurada. La entidad escuchará ofertas por ambos. La salida de Alves y Mascherano o, al menos, uno de ellos, facilitará fichajes/renovaciones.

Finalmente, Sandro y Munir llevan tiempo en el escaparate. No han asimilado la presión cuando el equipo los necesitaba y han demostrado que todavía están verdes para suplir a Messi, Suárez y Neymar. Son jóvenes. Luis Enrique siempre los ha defendido. Pero hay que decidir. O renovación con cesión, o venta este verano, ya que ambos quedarían libres en enero de 2017. Podrían dejar cinco y 10 millones en las arcas, respectivamente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad