El Barça ofrece tres jugadores por Verratti (y el PSG pide un intocable de Messi)

stop

Cambio de cromos en el traspaso del italiano

La "nueva estrategia" de Marco Verratti le pone bajo sospecha en el FC Barcelona | EFE

20 de junio de 2017 (10:24 CET)

Las negociaciones siguen su cauce. Tras la solicitud expresa del jugador para que le dejen salir, el camino de Verratti al FC Barcelona marcha viento en popa.

El diario italiano La Gazzetta dello Sport se hacía eco de la noticia. Verratt tiene claro que quiere acabar jugando junto a Messi y el Paris-Saint Germain no se lo va a impedir.

Si el jugador se quiere marchar no tiene sentido retenerlo. Pero el club parisino va a tratar de sacar el máximo jugo a la operación.

El monto con el que inician las conversaciones es de 100 millones de euros. Una cantidad que el Barça ni quiere ni puede desembolsar. Para hacer viable la llegada de Verratti, habrá que incluir jugadores en el traspaso.

Tres mejor que uno

La idea del club blaugrana es empaquetar a tres jugadores que puedan aligerar el coste de Verratti. El italiano tendrá una ficha que se aproxima a los diez millones de euros, y también será necesario liberar fichas altas.

Además, enviarlos a París solucionaría un rompecabezas a Ernesto Valverde, que no debería preocuparse de darles acomodo en el centro del campo.

Las piezas propuestas son Rafinha, Arda Turan y André Gomes. Entre los tres sumarían un valor de mercado de 60 millones de euros, lo que podría dejar el coste de Verratti en cerca de 30 millones.

El PSG, sin embargo, tienes otros planes en la cabeza. Su intención es que el Barça incluya a Rakitic en la operación. El club francés es consciente de que la llegada de Verratti sentaría a Rakitic en el banquillo, y quiere sacar tajada de la situación.

El cambio de Rakitic más 50 millones de euros sería visto por buenos ojos por el jeque Nasser Al-Khelaifi. A un jugador que fichó del Pescara por 12 millones de euros le sacaría un gran beneficio. Y además, recibiría a cambio un jugador de experiencia contrastada.

Las cartas están sobre la mesa. Habrá que ver quien las juega mejor.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad