Leo Messi | EFE

El Barça ofrece a Messi cuatro fichajes galácticos para meter miedo a Florentino Pérez, Zidane y su nuevo Real Madrid

stop

Los nombres sobre la mesa de Josep Maria Bartomeu

13 de abril de 2019 (11:11 CET)

60 millones de euros, vale. Pero más, ni de broma. Esto es lo que se comenta en el FC Barcelona sobre el fichaje de Luka Jovic.

Hace semanas que Josep Maria Bartomeu, Eric Abidal y compañía van tras los servicios del delantero serbio del Enitracht de Frankfurt. El ariete es una de las revelaciones de Europa y en can Barça le ven como una incorporación perfecta para el ataque. Podría ir asumiendo responsabilidades mientras es suplente de Luis Suárez durante los últimos años del uruguayo para en el futuro ser el delantero indiscutible.

Sin embargo, en los últimos días otros grandes de Europa se han sumado a la puja. Real Madrid y Bayern de Múnich están dispuestos a poner un buen dinero sobre la mesa para llevarse al delantero. Y en el Barça no quieren entrar en una operación que consideran que se está poniendo por las nubes.

El Barça deja a Jovic en stand by

Además, los culés saben que para convencerlo tendrán que hace run sobreesfuerzo. Y es que los otros grande le ofrecen algo que el Barça, por ahora, no puede. Esto es minutos y protagonismo desde el primer día.

Los cuatro candidatos para cubrir el no fichaje de Jovic

Por eso en la ciudad condal ya barajan otras opciones que han puesto sobre la mesa para reforzar la delantera el próximo año. Hasta cuatro son los nombres que han propuesto a Messi y compañía como nuevos compañeros de taquilla: Rodrigo, Rashford, Pépé o Griezmann.

Al primero y al último, sin embargo, no los quieren ni ver en el vestuario culé. Del delantero del Valencia opinan que lo mejor ya se vio y que a sus 28 años ya no alcanzará el nivel que se exige en el Barça. Le ven como el nuevo Paco Alcácer. Y qué decir de Antoine Griezmann, al que ya le pasó el tren el pasado verano. El equipo culé no es un conjunto al que uno pueda ir cuando quiera.

Antoine Griezmann | EFE

Nicolas Pépé, del Lille, sí es una opción que gusta más. Además, está tasado en unos 40 millones de euros, lo que lo convertiría en un fichaje muy asequible. El problema es que tiene contrato hasta 2022, con lo que los galos no tirarán bajo en sus pretensiones.

Por eso el favorito es Rashford. El valor del delantero de 21 años está en 80 millones, pero termina contrato en 2020. Si no renueva antes de verano, el Manchester United podría verse obligado a venderlo con tal de no verlo salir el próximo curso con la carta de libertad. Dependerá de lo bien que el Barça juegue sus cartas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad