El Barça negocia un fichaje bomba (en absoluto secreto) 

stop

La secretaría técnica mantiene el casting abierto

El gran favorito para llegar al Barça | EFE

12 de enero de 2017 (13:46 CET)

Se cubren las espaldas. El futuro de Luis Enrique Martínez en el FC Barcelona es cuanto menos incierto. El técnico asturiano finaliza su contrato con el club catalán el próximo verano y, por el momento, nada se sabe acerca de su renovación.

Lucho es partidario de mantener la expectación únicamente sobre el terreno de juego. No quiere hacer saltar bombas ni eclipsar el ámbito estrictamente futbolístico con otros temas.

Por ello, a principio de temporada ya avanzó que no hablaría de su futuro hasta que los trofeos estuvieran decididos. Quiere conocer el desenlace del curso, antes de tomar una decisión.

El Barça mueve ficha

Sin embargo, el tiempo corre en contra. Cabe la posibilidad de que en verano el Barça se quede sin entrenador, por lo que las quinielas acerca quien será posible sustituto no cesan.

Con total discreción y de puertas para dentro, el club barcelonista ya mueve los hilos para tantear un plan B.

Luis Enrique es un gato viejo en la caseta azulgrana. En el club catalán saben que el asturiano, del mismo modo que Pep Guardiola, es partidario de ciclos cortos. No quiere desgastar su imagen, por lo que cada vez son más las voces que aseguran que el técnico no seguirá.

Con este posible panorama como telón de fondo, la entidad ya se mueve para tapar una posible espantada de Lucho.

Valverde toma fuerza

No quieren que el tiempo corra en su contra. La lista de posibles relevos que la secretaría técnica azulgrana tiene entre manos no tiene desperdicio.

El cuadro culé necesita un director de orquestra de primer nivel; el equipo debe seguir en la élite. Por ello, el sustituto debe ser un técnico con experiencia y veteranía a sus espaldas.

En este caso, uno de los nombres que va ganando fuerza sobre la mesa de la directiva azulgrana es el de Ernesto Valverde. El entrenador del Athletic Club sigue haciendo méritos.

Tan es así que en la Copa del Rey les puso las cosas muy complicadas a los barcelonistas. Es un candidato que gana papeletas, ya que tiene una larga trayectoria, además de gustar al vestuario y al palco por su saber estar y su talante. El casting sigue abierto.