El Barça monta un mercadillo con los saldos de Luis Enrique (y los precios son de risa)

stop

Los responsables están obligados a recargar las arcas del club

El Barça prepara un movimiento para asegurarse un crack y dejar al Real Madrid sin uno de sus galácticos | EFE

25 de mayo de 2017 (09:55 CET)

Al margen de lo que ocurra en la final de la Copa del Rey entre el FC Barcelona y el alavés del próximo sábado, es evidente que el conjunto catalán debe hacer una remodelación profunda.

Algunos jugadores culés ya han cumplido su ciclo en el Camp Nou, mientras que otros no han terminado de adaptarse al juego del equipo. Con todo, el equipo blaugrana no puede plantearse aspirar a ganar los títulos importantes la próxima temporada.

En construcción

Por eso los responsables, bajo las recomendaciones del futuro entrenador –con casi toda seguridad  será Ernesto Valverde- trabaja a destajo peinando el mercado en busca de las perlas que apuntalen el equipo el curso que viene.

Sin embargo, los precios de algunos cracks que pretende el Barça son desorbitados, con lo que en la directiva deberán hacer encaje de bolillos para cuadrar las cuentas.

En este sentido, el club cuenta con los ingresos que percibirán por algunos de los transferibles, aunque lo cierto es que son pocos los clubes que están dispuestos a pagar las cantidades que piden en los despachos de Les Corts.

A la venta

Arda Turan, por el que en la ciudad condal pagaron cerca de 40 millones de euros, no saldrá por menos de 25. El turco quiere seguir teniendo una ficha de crack, lo que obliga a los pretendientes a bajar la oferta para poder poner más dinero sobre la mesa del centrocampista.

Rafinha, al que las lesiones lo han tenido apartado del equipo en numerosas ocasiones esta temporada también está a la venta, pero nadie ofrece más de 20 'kilos' por el nacionalizado brasileño.

André Gomes es otro de los jugadores transferibles. El luso llegó del Valencia a cambio de 35 millones de euros, pero nadie pone más de 20 millones por el portugués. Ante este panorama, en el Barça estudian incluso quedárselo y buscar una revalorización la temporada que viene con tal de no hacer el ridículo.

Junto a él, Paco Alcácer también vino de Mestalla previo pago de 30 millones de euros, pero en los despachos del Camp Nou no se han recibido ofertas por él. Después de una temporada en la que el delantero apenas ha participado con el equipo y en la que no ha tenido minutos, ninguno club  grande ha mostrado su interés por los derechos del ariete.

Jeremy Mathieu tampoco cuenta para el futuro proyecto. El central llegó de la mano de Luis Enrique en verano del 2014 a cambo de 20 millones y a sus 33 años consideran los responsables blaugrana que ya ha cumplido una etapa. Pero el jugador tiene un año más de contrato y sus intenciones pasan por agotarlo. Tampoco hay ningún equipo interesado en contratarlo, con lo que al Barça tampoco le quedan muchas opciones con el zaguero.

Tampoco hay mucho que hacer con Aleix Vidal. 17 millones de euros pagó el Barça al Sevilla por su traspaso. En el club catalán son conscientes que después de no haber jugado durante media temporada y de haberse lesionado cuando empezó a contar para el míster no pueden pedir más de 10 'kilos'. Aún así, no se han recibido ofertas por el lateral.

Veremos cómo afrontan los responsables la renovación del primer equipo culé. Ante este panorama podrían verse obligados a vender algún peso muy pesado con tal de no aumentar la deuda del club y reforzar con garantías el centro del campo y la defensa, una de las asignaturas pendientes del conjunto esta temporada y que marcará el éxito o el fracaso en las temporadas venideras.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad