El Barça deja al Real Madrid a un partido del año en blanco

stop

El equipo azulgrana gana la Liga en la última jornada y aspira a la Copa

El Barça celebra uno de los goles en Granada | EFE

14 de mayo de 2016 (18:55 CET)

No hubo sorpresas. De ningún tipo. El Barça venció en Granada y se llevó una liga que ha liderado durante 27 jornadas. Y Luis Suárez, con tres goles más, se ganó el Pichichi y la Bota de Oro, por delante de un Cristiano que lo intentó hasta el final... de la primera parte. Esta situación deja al Madrid a un partido de un año en blanco. El segundo consecutivo. Todo dependerá de la final de San Siro.

El Barça ha ganado más partidos que nadie (29), aunque ha perdido uno más que el Madrid, y ha marcado más goles que nadie (112), aunque el Zamora se lo lleva el portero del Atlético Jan Oblak. Son números de campeón. Solo el dubitativo mes de abril puso en riesgo el trofeo de la regularidad. Pero la plantilla tomó conciencia para ganar los últimos partidos y proseguir la buena racha de éxitos. Todo lo contrario que el Madrid, que necesitaba ganar para mantener la llama y la calma y no caer en el ridículo espantoso que se intuía hace unos meses.

Cúmulo de despropósitos

El Madrid tiró la Copa por un error absurdo. La alineación indebida de Cheryshev en Cádiz dejó a los entonces hombres de Rafa Benítez sin un título asequible y necesario para romper la hegemonía del Barça. El Madrid también tiró la Liga en los primeros meses por el mal juego y sus problemas internos, circunstancia que aprovechó el Barça para sacar la ventaja suficiente y, finalmente, alzar la copa. Así que al Real solo le queda la Champions, competición donde ha superado un camino relativamente fácil (y sufriendo) para llegar a la final y maquillar una temporada negra.

La Champions haría olvidar todos los males y taparía los éxitos del Barça (la Liga, al menos). Pero delante tendrá a un Atlético que sabe que merece esta edición, porque la historia le debe una y porque su camino hacia San Siro (ha eliminado a Barça y Bayern) ha sido mucho más difícil. En ese caso, los hombres del Cholo Simeone tienen en su mano mantenerse como el equipo más importante de la capital y dejar al Madrid en blanco. Otra vez. Ni el Pichichi.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad