El Barça da un toque de atención a un titular en San Mamés

stop

Parte del vestuario y del cuerpo técnico mandan una dura advertencia al jugador

Samuel Umtiti y Jordi Alba frenan a Aduritz en San Mamés | EFE

29 de agosto de 2016 (22:45 CET)

"No puedes arriesgar tanto, y menos teniendo en cuenta lo caliente que está el ambiente ahora", dijo una persona con jerarquía del vestuario del FC Barcelona este domingo en San Mamés. El mensaje iba dirigido a Marc-André ter Stegen, el que fuera portero titular del cuadro azulgrana en la segunda victoria consecutiva del Barça en los dos partidos que van de la Liga.

Los mensajes de felicitación no han cesado de sonar en el whatsapp de Ter Stegen. Pese a estas advertencias, la realidad es que el alemán cuajó un buen partido en Bilbao y protagonizó un récord inusual: el de pases totales (62) y completados (51) en un partido de Liga. El cancerbero intervino de forma constante en el partido y lo hizo, casi siempre, con mucha seguridad.

Sin embargo, también protagonizó dos acciones muy arriesgadas. En una de ellas amagó con el balón y giró sobre sí mismo para regatear la presión de un león. En otra, mucho más peligrosa, erró el pase y fue a parar a las botas de Beñat. Sin embargo, el centrocampista vasco no fue capaz de superar al guardameta, que al chutar mandó el esférico a la cara de Ter Stegen.

Presión insoportable

El alemán mantuvo la portería a cero. Pero algunos pesos pesados del vestuario y dos personas influyentes del cuerpo técnico –Juan Carlos Unzué y José Ramón de la Fuente– llamaron la atención a Ter Stegen cariñosamente. Simplemente le dijeron que vigile porque la salida de Bravo es muy reciente y la gente estará muy pendiente a cualquier fallo que haga. Le recordaron que la presión a la portería puede ser insoportable en can Barça.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad