El Barça coge un avión para cerrar el primer fichaje bestial (con 'recadito' a Florentino Pérez)

stop

Bartomeu pone las pilas a la dirección deportiva para contrarrestar la ofensiva del Real Madrid

Las cinco bombas de Florentino Pérez a punto de estallar en el Barça| EFE

25 de abril de 2017 (21:45 CET)

La guerra entre el FC Barcelona y el Real Madrid ha trascendido más allá de la férrea lucha por la Liga. Con un final de temporada irregular y dubitativo en ambos clubes, la conclusión es similar: hay que ponerse las pilas en el mercado de fichajes de verano.

En los últimos años, la batalla por los cracks del fútbol mundial ha estado muy disputada. El Barça ganó la partida en 2013 y 2014 con los fichajes de Neymar y Luis Suárez.

Sin embargo, el Madrid estuvo hábil con la contratación de Kroos y supo jugar mejor sus cartas en 2015 y 2016, sin gastar a lo tonto y fichando a la gran promesa española: Marco Asensio.

Con dos Champions en los últimos tres años, el Madrid ha vuelto al gran escaparate. Los cracks vuelven a querer vestir de blanco. Especialmente algunos de los más mediáticos del momento: Mbappé, Aubameyang, Dybala y Hazard.

El Barça, por su parte, parece partir con ventaja para cerrar el fichaje de Marco Verratti o, en su defecto, del favorito de Neymar: su compatriota Philippe Coutinho.

Sin embargo, antes de entrar en los grandes nombres propios –los azulgrana volverán a sondear a Dembelé, el del Dortmund, para intentar sacarse de encima a Paco Alcácer– el club catalán se ha puesto a trabajar en el retorno de un canterano.

Bellerín, el primer elegido

El fichaje de Héctor Bellerín es en estos momentos la gran prioridad de Robert Fernández, consciente de que Sergi Roberto podrá seguir luchando por el lateral derecho pero, a su vez, participará en otras posiciones que se le dan bien: mediocentro e interior.

El Barça conoce la situación del canterano: termina contrato con el Arsenal en 2023. Por lo tanto, no será fácil convencer al club gunner para dejarlo salir de Londres.

"No sé las ofertas que me llegan. Mi trabajo es cumplir en el campo, lo que pase fuera es cosa de mi agente", declaró Bellerín sobre los supuestos intereses.

El jugador, además, ha sido noticia por su llamativo cambio de look. Un peinado al estilo Pinto que ha suscitado numerosas críticas en las redes sociales, pero que le da más aspecto de crack. Y es que su valor empieza a estar disparado.

Aunque la tasación de mercado es de unos 25 millones de euros, desde Inglaterra siempre han dicho que no marchará por menos de 40 millones de euros.

Para negociar estos menesteres, emisarios del Barça han tomado un avión rumbo a Londres. Este es uno de los fichajes prioritarios para el próximo curso.

Un golpe sobre la mesa de Bartomeu, con recado incluido a Florentino Pérez: el Madrid se reforzará, pero el Barça no se quedará corto. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad