El Barça cocina (en silencio) el fichaje de una superestrella 

stop

El club azulgrana aborda una nueva estrategia 

El gran favorito para llegar al Barça | EFE

28 de septiembre de 2016 (13:13 CET)

Objetivo a la vista. El FC Barcelona cerró por todo lo alto el mercado de fichajes estival. En una de las campañas más prolíferas de los últimos años, el club azulgrana ató a seis nuevos refuerzos que potencian el fondo de armario barcelonista. La secretaría técnica culé atendió las llamadas de Luis Enrique Martínez y le concedió la gran mayoría de sus deseos. 120 millones de euros fueron el resultado de estas seis compras.

Aun así, parece que de cara a la próxima ventana Robert Fernández ya tiene los objetivos deseados fijados. El equipo está consiguiendo poco a poco convencer y dejar buenas sensaciones, aunque la realidad es que fichar alguna gran estrella podría entrar en los planes de un futuro próximo. Por ello, el radar sigue activado y el Barça no pierde de vista a uno de los futuribles más destacados del club catalán desde hace varios meses: Paulo Dybala.

El compatriota de Messi, en el punto de mira

El delantero argentino, de 22 años, fue uno de los tanteados en el mercado de fichajes estival. La secretaría técnica tenía abierto el casting para encontrar a un cuarto hombre que reforzase la MSN. Sin embargo, por su perfil y por su precio, el ariete de la Juventus no llegó a ser finalista. El equipo azulgrana buscaba a un jugador capaz de respetar el rol secundario que le tocaría desempeñar con los tres tenores por delante. Dybala no podía ser uno de ellos. Además, las altas cifras demandadas por la entidad italiana dejaban al Barça fuera de juego.

Para las próximas ventanas, parece ser que el club de Josep María Bartomeu sí que se plantean entrar en la batalla por Paulo. Y es que invertir todo el dinero del saco en una ficha única podría ser una buena alternativa. En este caso, si todas las nuevas incorporaciones atadas este año encajan bien en el cuadro de Lucho, apostar por una única gran estrella podría ser una buena estrategia.

Dybala entraría en estos planes, ya que el argentino tiene vía libre con Leo Messi y ha demostrado en numerosas ocasiones su enorme potencial. Además, Suárez y Messi van cumpliendo años y el Barça necesita ir buscando relevos generacionales, ya que ambos delanteros están a punto de llegar a la barrera de los treinta. No hay prisa, pero el radar sigue barriendo el mercado. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad