El Barça apuñala a Ivan Rakitic por la espalda

stop

El club que preside Bartomeu tiende una trampa al crack croata

Arda Turan e Ivan Rakitic, durante un entrenamiento del Barça | EFE

16 de junio de 2017 (20:32 CET)

Ivan Rakitic está al filo de la navaja en el FC Barcelona. Los últimos acontecimientos vinculados al crack croata lo ponen en el disparadero.

Si bien Rakitic firmó su renovación con el Barça hasta 2021 el pasado mes de marzo, hay motivos para pensar que podría no seguir. El club necesita dinero.

Sometido al rigor del artículo 67 de los estatutos, el club azulgrana debe vigilar que no se dispare la deuda. Y el proyecto del Nou Camp Nou está en camino.

Mientras se suceden todos estos acontecimientos, en el club hay gente que no olvida: el recadito que Rakitic mandó a Pep Guardiola todavía escuece.

Luis Enrique lo castigó

El croata dijo que estaría encantado de jugar para él y que al menos le gustaría poder quedar un día para tomar un café con Pep. A Luis Enrique no le hizo ni pizca de gracia.

Desde entonces, Rakitic desapareció de los esquemas del técnico. En la directiva todavía molestaba más: La relación con el entorno Guardiola no es muy fluida.

Pero el último y más significativo suceso que juega en contra de Rakitic es la necesidad de reforzar el centro del campo. El Barça ha elegido a Marco Verratti.

El problema es que el PSG pide una auténtica barbaridad por su medio estrella: entre 80 y 100 millones de euros.

Diario Gol ya avisó que el club tendrá problemas para pagar tanto dinero porque también debe fichar a un lateral derecho. Del mismo modo, este medio señaló a Rakitic como uno de los posibles cabeza de turco.

Pocas alternativas

Ahora son otros diarios deportivos de Barcelona los que se suben al carro y contemplan la posibilidad de vender a Rakitic (29 años). Lo cierto es que si pagan bien, podría salir.

Al parecer hay varios clubes en la Premier League interesados en el centrocampista. Principalmente el Manchester United y el Manchester City. Aunque también el Bayern de Múnich lo sondeó. 

Sin embargo, el croata es un jugador que se adaptó perfectamente bien a la plantilla y es muy querido en el vestuario. No ocurre lo mismo con André Gomes (23)

Aunque el principal señalado para marchar es Arda Turan. El turco es de los que deberían dejar dinero en las arcas del Barça, pero sus trapos sucios en el Casino de Barcelona no ayudan

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad