Josep María Bartomeu y Gerard Piqué tras firmar la ampliación de contrato del central del Barça, en enero de 2018. | EFE/AD

El ataque de celos de Piqué (y no va de Shakira) que mete al Barça en un lío bestial

stop

El lío del central catalán que pone patas arriba el Camp Nou

17 de marzo de 2020 (16:10 CET)

Gerard Piqué es una de las piezas fundamentales de los últimos años exitosos del Barça. De hecho, fue ya desde el primer año de Pep Guardiola en el banquillo azulgrana (la temporada 2008-2009) cuando el central catalán empezó a destacar.

Siendo uno de los mejores centrales de la historia del club (sobre todo a nivel de títulos), Piqué es una institución en el Camp Nou. Eso sí, como bien saben en el club, no es que sea un tipo de carácter fácil. Todo lo contrario.

Gerard Piqué | EFE

A diferencia de su gran amigo Carles Puyol, con quien formó una de las mejores parejas defensivas de los últimos tiempos, Piqué no duda en meterse en polémicas y hacer valer su voz en momentos en los que, incluso, el club puede salir perjudicado.

El ataque de celos de Piqué

Y eso fue lo que ocurrió el pasado verano. En el Barça tenían la necesidad urgente de hacerse con un central top. Y, viendo lo bien que habían ido las cosas con Frenkie de Jong y el Ajax, se lanzaron a por Matthijs de Ligt. El central holandés era uno de los jugadores más deseados del mercado.

El problema es que Piqué se interpuso en su fichaje. O al menos eso es lo que apuntan muchos desde Barcelona. Es más, los dos coincidieron casualmente de vacaciones de vacaciones en Las Bahamas, y fue allí donde, cuentan las malas lenguas, Gerard le dejó muy claro que él no pensaba dejar que De Ligt llegara al Camp Nou para robarle el sitio.

Si a eso se le suman las altas pretensiones económicas que pedía el jugador (12 millones netos al año), el club apostó por descartar al holandés. Piqué, sabía que si llegaba De Ligt sus minutos se verían reducidos, e hizo lo posible, cuentan, para que eso no pasara.

Ahora, si bien es cierto que la salida de Todibo no es cosa suya, el Barça cuenta con tan sólo tres centrales del primer equipo. El lío es más que evidente. Veremos si este verano el club opta por no hacer caso a las ‘recomendaciones’ de Piqué y se hace con un central top.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad