El agujero negro en el Barça

stop

Luis Enrique sigue detectando muchos problemas en el equipo

Mascherano, Alves y Piqué defienden al ghanés Thomas Partey | EFE

21 de abril de 2016 (13:04 CET)

El Barça se dio un festín en Riazor, pero la fiesta tuvo algún momento tenso. De preocupación. El equipo de Luis Enrique asume que tiene problemas en defensa y sólo la falta de puntería del Deportivo evitó que Claudio Bravo encajara algún gol en la primera parte.

El técnico del Barça esperaba, tras la derrota contra el Valencia, el regreso del tridente, pero sobre todo pidió más intensidad defensiva al equipo. Y, en concreto, señaló a algunos defensas. Piqué y Mascherano han tenido que multiplicarse en los últimos partidos (el canterano fue baja en Riazor por sanción) y el argentino va al límite. Ellos han tenido que compensar los errores de algunos compañeros, como Dani Alves y Jordi Alba.

Alba y Alves, en horas bajas

Alba, por ejemplo, falló en los dos goles del Real Madrid y Luis Enrique prescindió de Alves contra el Valencia. La lesión de Mathieu ha sido un problema para el entrenador azulgrana, que apenas confía en Bartra. De Vermaelen poco se sabe. Más sangrante es el caso de Aleix Vidal, que comenzó con fuerza pero ya no entra en los planes del técnico. No se desplazó a Galicia. Sí lo hizo Douglas, un futbolista que no tiene nivel para jugar en el Barcelona.

Luis Enrique también está decepcionado con Adriano, que prácticamente se ha borrado en toda la temporada. El brasileño ha dejado de competir con Alba por un sitio en la banda izquierda.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad