Descomunal enfado de un jugador por las filtraciones del Barça

stop

Los líos internos se suceden sin tregua en el vestuario azulgrana

Mascherano, Munir, Jordi Alba, Vermaelen, Sergi Roberto, Piqué, Sandro y Bartra en un entrenamiento de la plantilla del Barça | EFE

20 de septiembre de 2016 (21:05 CET)

Nadie dijo que sería fácil. Luis Enrique Martínez, hombre metódico pero de carácter muy temperamental, debe lidiar cada día con cientos de líos en el vestuario del Barça. Entrenar a un primer equipo plagado de estrellas y de jugadores muy ambiciosos que aspiran a serlo tiene esas consecuencias. Tenerlos a todos contentos es imposible.

El último en abrir la boca ha sido uno de los niños buenos de la clase: Sergi Roberto. El futbolista de Reus, en conversaciones con su entorno directo, asegura sentirse molesto por las nuevas filtraciones que sitúan a Héctor Bellerín en el primer equipo del Barça. La información puede salir del club, cosa que le molesta, o de la prensa deportiva, cosa que le indigna. El caso es que él está a gusto, cumpliendo, y no entiende que ya le estén buscando más competencia.

Aleix Vidal es historia

El diario Sport publicaba recientemente que el Barça está dispuesto a pagar 35 millones de euros por Bellerín. También Mundo Deportivo se hizo eco de informaciones similares, y este último es el diario con fama de tener hilo directo con la directiva blaugrana. Roberto no sabe que pensar, pero cuando el río suena es que agua lleva. Por el momento se ha comido con patatas a Aleix Vidal.

El de Puigpelat tiene los días contados en el vestuario del Barça. El club trabaja en la sombra una posible salida de cara al mercado de invierno. Si no, marchará el próximo verano. Y tienen que llegar recambios. Puede llegar un suplente que se complemente con Roberto o un jugador con más talento que sea capaz de competir por el supuesto. Suena más la segunda opción y a Sergi Roberto, un tipo discreto pero con fama de estirado, no le hace ninguna gracia. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad