Antoine Griezmann | EFE

Demoledor Griezmann. Se filtra esto. Y es terrible. Última hora en el Barça

stop

La bomba del delantero francés que pone el Camp Nou patas arriba

07 de febrero de 2020 (17:00 CET)

Muchos eran los aficionados del Barça los que se sentaron ayer delante del televisor con ganas de ver a los suyos jugar un buen partido de fútbol. Tras el terremoto provocado por las palabras de Eric Abidal y la respuesta de Leo Messi en su Instagram, el balón volvía a ser lo más importante.

Pero, como suele ser costumbre en estos casos, la suerte no estuvo del lado culé. Un gol en el tiempo de descuento del Athletic de Bilbao eliminaba a un Barça que había sido superior durante todo el partido y que mereció el pase a semifinales.

Sin embargo, por mucho que el juego fuera mejor que en otras ocasiones, la derrota ha dejado muy tocado al vestuario. De hecho, ya se están empezando a filtrar broncas a los medios que no hacen otra cosa que echar más leña al fuego.

El lío con Antoine Griezmann

Y una de ellas es la de Antoine Griezmann. Cuentan desde dentro que el francés no está llevando nada bien su rol en el equipo. Entre otras cosas porque parece ser que la relación con Leo Messi no es la que debería.

Griezmann | EFEEl capitán, apuntan, le ha hecho saber desde el primer momento a base de una actitud muy distante con el francés lo que ya muchos avisaron antes de su fichaje: que Messi no lo quería.

El delantero galo sabe que en el Barça, por mucho que no sea quizás lo más justo, los cracks deben tener buena sintonía con un Messi que, aunque desde su entorno digan lo contrario, hace y deshace a placer.

Parece ser que, tal y como apuntan desde el entorno de Antoine, el delantero estaría planteándose una salida. Ver como Messi está mucho más pendiente de establecer una buena química en el campo con un juvenil como es Ansu Fati antes que con él (en teoría la tercera pata del tridente) es algo que Griezmann no está dispuesto a aguantar mucho más.

Leo Messi , Ansu Fati y Clement Lenglet celebran uno de los goles contra el Leganés | EFE

De momento de puertas hacia fuera calla porque sabe que, entre oras cosas, una mínima salida de tono puede acarrear graves consecuencias internas. Eso sí, de puertas hacia dentro ya se está moviendo buscando qué opciones tiene más allá del Barça.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad