Dembelé o el lío más gordo con Messi en el Barça | EFE

Dembélé tira de la manta: “Y esta es la verdad” (y es muy fea. O el Barça tiene un problema)

stop

El extremo francés se va de la lengua

19 de junio de 2018 (14:34 CET)

Ousmane Dembélé ha decido soltar una bomba entre sus compañeros de la selección francesa de fútbol. Todo gira en torno al frustrado fichaje de su compatriota Antoine Griezmann por el Barça.

Cuando todo apuntaba a que el delantero haría las maletas y llegaría al Camp Nou, el crack reveló en un polémico documental que su decisión era la de quedarse en el Atlético de Madrid.

El caso es que muchos han sugerido en los últimos días que la decisión respondía a un tema económica y de ‘sentimiento’ por parte de ‘el Principito’, pero Dembélé ha ido un paso más allá y lo ha contado todo. “Y esta es la verdad” ha dicho el joven extremo culé.

La verdad que cuenta Ousmane Dembélé

¿Cuál es la verdad según Ousmane? Que Griezmann ha decidido seguir en el Wanda metropolitano porque sabía que fichando por el Barça se convertiría en uno más. Obviamente la bestial oferta que le puso encima de la mesa Enrique Cerezo le ayudó en la decisión, pero Dembélé sabe que a su compatriota no le hacía ninguna ilusión perder los galones que tiene a día de hoy en el conjunto de Diego Simeone.

Antoine era muy consciente que si llegaba al Camp Nou debería olvidarse de ser la referencia del equipo, y que sería, simplemente, el compañero de ataque de un Messi y un Luis Suárez que seguirían siendo los ‘capos’ en el vestuario de Ernesto Valverde.

Una realidad que deja en evidencia al Barça, que sabe que la dupla Messi-Suárez está provocando que muchos cracks no quieran saber nada del club culé. No todos están dispuestos a ser ‘uno más’.

Griezmann deja tirado a Messi (y el Barça pone 150 millones al 'plan b') | EFE

No sólo es por Leo Messi

Pero al margen de no querer perder influencia en el juego, cuenta Dembélé que Griezmann tampoco tenía muy claro el proyecto de Ernesto Valverde. Cuentan también desde su entorno que el francés sabía que el Atlético, con Simeone al mando, le montaría un equipo potente y capaz de luchar por todo.

Las dudas respecto al proyecto del Barça, que de momento no ha incorporado a ningún fichaje, fueron también un motivo para quedarse. En el Wanda, con un equipo fuerte y son el público a sus pies, Griezmann seguirá siendo la estrella.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad