Dembélé, motivo de preocupación | EFE

Dembélé tiene un lío muy feo fuera del Barça

stop

El francés y sus problemas más allá del césped

09 de febrero de 2018 (10:50 CET)

El FC Barcelona cerró el pasado jueves su clasificación para la final de la Copa del Rey tras imponerse en semifinales al Valencia. En la Liga, los de Ernesto Valverde van como un tiro y, o bien ocurre una catástrofe, lo más probable es que el trofeo acabe en las vitrinas del museo culé.

Incluso ya hay quien habla de un posible pasillo del Real Madrid en el Camp Nou. En Champions, cada vez son más lo que apuntan a la entidad blaugrana como una de las calaras favoritas a alzarse con la ‘orejona’. Todo buenas noticas. ¿Seguro? No. Un crack del Barça tiene un lío muy feo que esté empañando esta buena campaña.

Aislado y sin los pesos pesados

No es otro que Ousmane Dembélé. El francés, que llegó el pasado tras pagar una auténtica millonada al Borussia de Dortmund, no está cuajando en el vestuario del Barcelona. Los pesos pesados del equipo, entre ellos Leo Messi, Luis Suárez, Andrés Iniesta y Gerard Piqué no han acabado aún de entender su fichaje, y lo que es más preocupante para Valverde, su fútbol.

Dembélé es un tipo de jugador que necesita metros para correr y mucho espacio para poder driblar y desarrollar su juego al cien por cien. Algo que no cuadra con el sistema de juego del Txingurri ni con la filosofía del club catalán. No tiene sitio en este Barça.

Pero más allá del fútbol, el problema serio de Ousmane es que está aislado. Fuera del césped, en el vestuario tan sólo tiene buena relación con sus compañeros de la selección francesa, Samuel Umtiti y Lucas Digne. Al margen de estos dos, poco más.

Los Messi, Suárez y compañía están mucho más volcados en ayudar a adaptarse a Philippe Coutinho, un jugador que cayó bien desde el primer día y con el que los cracks si que se entienden.

¿Fuera en verano?

Lo cierto es que Dembélé está en su primer año y no ha tenido suerte con las lesiones. Pero también es cierto que las veces que ha podido jugar no se le ha visto nada cómodo con la manera de jugar del Barça.

En el club están pidiendo paciencia a la plantilla y a Valverde con él. Eso sí, ya hay quien dice desde dentro que si este verano llega alguna oferta con cara y ojos por él, lo venderán. Entre otras cosas porque el club catalán quiere ir a por Antoine Griezmann para dar el toque definitivo al ataque culé.

Si el Atlético propone meter a Ousmane en el traspaso, en los despachos del Camp Nou se mirarán la propuesta con lupa. De momento, paciencia y calma. Eso sí, mientras Coutinho ya se ha ganado a Suárez y Messi con quien forma un estupendo tridente, Dembélé aún no sabe ni a qué juega el equipo.