Dembelé no puede más (y cuenta lo que pasa en el Barça de verdad) | EFE

Dembelé no puede más (y cuenta lo que pasa en el Barça de verdad)

stop

El joven futbolista francés está muy quemado en el Camp Nou

12 de febrero de 2018 (17:55 CET)

Problemas de adaptación. Ousmane Dembelé no ha entrado con buen pie en el FC Barcelona. A la hinchada del Camp Nou se le empieza a agotar la paciencia.

El joven delantero francés no es un buen pasador, no es brillante en el regate, ni un gran talento a la hora de chutar y marcar goles. Frente al Getafe, volvió a resbalar.

El rato que le dio Ernesto Valverde fue una exhibición de balones perdidos y malas decisiones. Estuvo más tiempo en el suelo que sobre el césped.

Para más inri, este lunes tampoco se ha entrenado con el equipo. Un asunto gástrico, al parecer. En las redes sociales se mofan de él y no para de circular el vídeo de su presentación en el Camp Nou, donde se le atragantaron los toques con el balón.

Dembelé tiene solo 20 años. El Borussia Dortmund lo fichó por 14 millones de euros en 2016. Un año más tarde, el Barça pagó 105 millones con otros 40 millones condicionados a variables.

Nos la han colado”, se comenta en las redes. Y Jurgen Klopp tuvo mucho que ver. Avisó al Dortmund de que el Barça estaba dispuesto a pagar mucho por Coutinho pero que el Liverpool no lo iba a dejar escapar en verano.

La jugarreta de Klopp al Barça

Aquella situación precipitó el fichaje de Dembelé, por las nubes. Y ahora, cada vez más, se extiende el pensamiento de que no es jugador para el Barça.

Es muy joven. Tiene mucho tiempo para mejorar. Es una apuesta de futuro. Pero la realidad es que hasta el momento ha sido más decepción que otra cosa.

Tampoco en el vestuario ha entrado con demasiado buen pie. Cuentan los que le conocen que es muy tímido y no se siente integrado. Gerard Piqué se ha burlado de él en alguna ocasión.

El núcleo duro del vestuario, con Leo Messi y Luis Suárez a la cabeza, tampoco hace buenas migas con el extremo. Ambos lo ven todavía como un niño que tiene mucho a mejorar.

Coutinho, el preferido de Messi y Suárez

Tanto Messi como Suárez reclamaban a gritos el fichaje de Coutinho. Ven al brasileño mucho más preparado y ya lo han introducido en su núcleo de amigos.

Del mismo modo que Messi hizo con Neymar en su día. Lo apadrinó porque era la promesa, el crack del futuro. Algo que no está haciendo con Dembelé.

Mientras Coutinho siempre está junto a los dos cracks, y tiene un círculo de amigos con Paulinho y Yerry Mina, Dembelé se mueve con los más jóvenes del equipo.

Umtiti y Digne, sus únicos amigos

De hecho, apenas tiene dos amigos en el vestuario: Samuel Umtiti y Lucas Digne. Además, este último también está señalado por su bajo rendimiento y puede salir en verano.

La preocupación de Dembelé crece al tiempo que se multiplican las dudas en torno a su fichaje. Se ha quejado de que los veteranos no le están ayudando a adaptarse bien.

Tampoco los pesos pesados españoles del equipo están muy pendientes. Andrés Iniesta y Sergio Busquets le han mostrado su apoyo pero con el idioma no se entienden ni un poco.

Su mejor partido, contra el Celta

Después de haber sufrido dos lesiones desde que llegó al Barça, el bagaje del extremo deja mucho que desear. Cuatro meses fuera por la primera y un mes por la segunda.

Dembelé solo jugó bien el día que entró por Messi para jugar contra el Celta. Es su mejor partido con el Barça, y tan solo fueron unos minutos.

Sus goles con el Rennes y el Dortmund

Desde entonces no da pie con bola. Y en el Barça se lamentan. Todo el mundo coincide en que su fichaje fue precipitado por la fuga de Neymar.

También hay quien dice que lo ficharon por los 12 goles que marcó con el Rennes la temporada 2015/16, aunque no son nada del otro mundo. O por los 10 que anotó con el Dortmund.