La información que pone a Ousmane Dembélé en el punto de mira antes de llegar | EFE

Dembélé llega al Barça con sorpresa (y no es nada buena)

stop

El delantero no ha llegado pero ya levanta polémicas

25 de agosto de 2017 (10:19 CET)

Por fin. Muchos medios aseguraban este jueves que el FC Barcelona ya tenía casi cerrado el fichaje de Osumane Dembélé, a falta de la redacción de los últimos detalles del contrato y de que las tres partes estampen su firma en el mismo.

Incluso la actitud que mostró el presidente culé,  Josep Maria Bartomeu, que parecía un niño con zapatos nuevos, daba a entender que Ernesto Valverde ya tenía al sustituto de Neymar Jr.

Un traspaso que le costará al Barça entre fijos y variables unos 150 millones de euros y en el que, según algunas fuentes cercanas al futbolista, los culés podrían pillarse los dedos.

Ya no solo por su precio, desorbitado como todos los que se están moviendo en el fútbol, sino por ciertos detalles que tiene que ver con la actitud del delantero. Detalles que conoce Marc Bartra  y que ya trasladó a Gerard Piqué.

Están avisados

La rebeldía protagonizada por el jugador en el Borussia Dortmund y que le ha valido una sanción al atacante, es una buena demostración de los avisos de Bartra. En este sentido, algunos en el club incluso se preguntan si el delantero se rebelará contra el Barça si un día se quiere marchar del Camp Nou.

Y es que Demélé tiene una calidad indiscutible, pero le falta algo de humildad, pues siempre ha querido que le tratasen como a un crack de primera línea. Por ejemplo, el año pasado no quiso fichar por el Barça cuando dejó el Rennes porque no quería ser el suplente de Neymar Jr.

Descarte de Zidane

Sin ir más lejos, Zinedine Zidane, compatriota de la joven perla, descartó su fichaje para el Real Madrid convencido de que el extremo no estaría dispuesto a entrar en su sistema de rotaciones.

Es cuestión de horas que desde el club catalán confirmen la nueva incorporación para el proyecto de Valverde. Veremos en unos meses si los culés acertaron con el fichaje de Dembélé o si se convierte en el enésimo error de la directiva.