Dembélé o el cambio de cromos que asusta a Florentino Pérez (y al Real Madrid) | EFE

Dembelé la lía fuera del Barça (y en Barcelona ya lo conocen como el nuevo Neymar)

stop

El segundo fichaje más caro de la historia del club preocupa en los despachos

23 de febrero de 2018 (14:20 CET)

Preocupación en torno a Ousmane Dembelé. Y no por los motivos que todo el mundo imagina. Todavía hay más en torno al extremo francés.

Es cierto que preocupa su adaptación al estilo de juego del Barça. Por el momento, no ha terminado de aprovechar las ocasiones que ha tenido. Las lesiones también han jugado en su contra.

Su última actuación, frente al Getafe, fue una exhibición de errores. 13 balones perdidos en menos de media hora, falta de entendimiento con los compañeros y muchos resbalones.

Dembelé pasó prácticamente más tiempo en el suelo que de pie. Hay que redirigir esa potencia mal controlada que posee el futbolista.

Todo apunta a que Ernesto Valverde le otorgará la titularidad el sábado contra el Girona en el Camp Nou. Después de no jugar ni un minuto en Eibar ni Stamford Bridge, vuelve a ser su hora.

Dembelé hay llevado con desgana esta situación. Dos partidos enteros sin tener ni un solo minuto. Pero no sabe que Valverde le está protegiendo.

En el Camp Nou han surgido las primeras críticas contra el ex del Borussia Dortmund. Está en el punto de mira.

Valverde, el más preocupado con Dembelé

Es por este motivo que Valverde quiere darle protagonismo en partidos de menor empaque. El objetivo es que vaya cogiendo confianza y poco a poco se suelte.

Pero paralelamente a la cuestión deportiva hay un tema de fondo que preocupa mucho sobre Dembelé: su estabilidad personal.

Desde que ha llegado a Barcelona, el extremo galo ha mostrado algunos comportamientos que recuerdan mucho a Neymar. Precisamente el jugador cuyo vacío le ha tocado ocupar.

Dembelé ha encontrado un piso en Barcelona donde reciba constantemente la visita de un montón de amigos suyos. Y allí bien como reyes.

'Fast Food' y videojuegos

Sin preocupaciones, el delantero francés es un millonario de 20 años que comparte su fortuna con los colegas. Se pasan el día en casa jugando a la Play Station y comiendo fast food.

Los hábitos alimenticios de Dembelé han disparado las alarmas en el Barça. Hasta el punto de que le han puesto un cocinero particular y le han pedido que coma más habitualmente en la Masía.

Debe tener una dieta equilibrada que le ayude a desarrollar correctamente su metabolismo. Debe estar sano y fuerte, evitando excesos de comida alta en grasas y colesterol.

Umtiti, el mejor ejemplo

En este sentido, debe tomar ejemplo de su amigo Samuel Umtiti, extremadamente disciplinado y profesional en el cuidado de su cuerpo. Su forma física es espectacular.

Lucas Digne es el otro amigo de Dembelé en el vestuario. Gracias al idioma le puede ayudar a integrarse un poco mejor.

En cambio, sigue distanciado de los peces gordos del equipo. Messi y Luis Suárez van por otro lado, más cercanos a Coutinho. Y ya le han dedicado alguna mala mirada al francés en partido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad