Cristiano Ronaldo | EFE

Cristiano Ronaldo ordena quitarle una estrella a Messi

stop

El delantero de la Juventus de Turín se la juega al Barça

03 de junio de 2019 (13:05 CET)

​Cristiano Ronaldo vuelve a la carga y con más ganas que nunca de robarle un fichaje a Leo Messi y al Barça. Y no es precisamente un fichaje cualquiera. Se trata de Matthijs de Ligt, el central que hasta hace muy poco estaba prácticamente con los dos pies en el Camp Nou.

Ahora las cosas se han complicado para el club catalán. Y es que el final de temporada de los culés, los líos con Valverde, las dudas acerca del proyecto deportivo y las ganas que tiene Mino Raiola, el representante de De Ligt, de conseguir la mejor oferta para su jugador, están provocando que el del Ajax se aleje cada vez más de la capital catalana.

Entre otras cosas porque no es otra que la Juventus de Cristiano el equipo que más fuerte está pujando por él. El luso ha ordenado du fichaje y la directiva italiana parece que le ha hecho caso.

Matthijs de Ligt | EFE

Cristiano va a por De Ligt

Y es que, tal y como cuentan desde Italia, la Vecchia Signora ya ha hecho una oferta de 85 millones al Ajax por el defensa. Una oferta que, a día de hoy, es la más alta. Desde luego en el Barça ya le han hecho saber al Ajax que en ningún caso van a llegar a esas cifras.

En el Camp Nou saben que su mejor arma es la decisión final del jugador. La de la Juventus es y será (a la espera de las propuestas que puedan llegar desde el Bayern de Múnich, PSG y Manchester United, que también están interesados en el holandés) la mejor propuesta económica que recibirá.

Es por eso que la única esperanza que queda en el Barça es que De Ligt opte por apostar por un proyecto deportivo de la mano de su amigo Frenkie de Jong antes que por el dinero.

Veremos. De momento la situación no parece que vaya por buen camino para los culés. Sí para la Juventus, que sabe que tiene a Mino Raiola de su lado (cuanto más paguen por De Ligt más se llevará el agente italiano en forma de comisión). Cristiano lo sabe, y no podría estar más feliz.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad