Cristiano Ronaldo destripa a Leo Messi en una cena en Madrid

stop

El crack portugués cuestiona que el astro argentino pueda volver a ganar el Balón de Oro

Cristiano Ronaldo y Leo Messi se enzarzan en el clásico | EFE

11 de febrero de 2017 (13:00 CET)

Cristiano Ronaldo no da puntada sin hilo. Tiene a Leo Messi entre ceja y ceja y aprovecha cualquier excusa para destriparlo. En sus fueros internos es todo muy sencillo.

El delantero del Real Madrid está convencido de que Messi está acabado. No por su talento, cosa que no cuestiona, sino porque ve al Barça abocado al precipicio.

Ronaldo siempre ha defendido la calidad de Messi. Sin embargo, también ha insistido siempre en que Messi no hubiese logrado tanto sin la ayuda de Xavi, Iniesta y Busquets.

El ejemplo perfecto es lo que ha ocurrido en los últimos años en la selección argentina. Messi debía comandar un equipo sin alma, y acumuló una larga lista de naufragios.

La nueva teoría que maneja Cristiano es que Messi ya no da la talla en los partidos importantes. Este curso está marcando la diferencia desde el punto de falta para salvar los muebles ante rivales de medio pelo.

Ni siquiera el Atlético, que puso al Barça contra las cuerdas en el Camp Nou, le parece ahora un rival consistente. Los de Simeone están en horas bajas y, aún así, fueron superiores al Barça.

Llegará al tramo final asfixiado

Messi marcó de falta para batir al portero suplente del Atleti, Moyá, puesto que Jan Oblak sigue lesionado. Y también ha logrado superar a porteros de tercera fila como Gorka Iraizoz y Sergio Asenjo.

Ronaldo es consciente de que él todavía no ha desplegado su mejor fútbol este curso. Pero el luso tiene muy bien aprendida la lección.

¿Para qué desgastarse ahora que no hay nada importante en juego? Mejor reservarse para el tramo final, como el curso pasado, cuando se juegan los títulos.

Es entonces cuando aparecerá el mejor Cristiano y contrastará con un Messi apagado, que llegará al tramo final con demasiado cansancio acumulado.

Esta opinión la ha madurado Cristiano junto a su agente, Jorge Mendes. Ambos fueron vistos esta semana en un lujoso restaurante de Madrid, cenando.

Durante ese encuentro, cuentan las fuentes consultadas, fue cuando Cristiano desplegó buena parte de las reflexiones que se narran en estas líneas. El portugués estaba muy tranquilo y seguro de sí mismo. Se ve ganando el quinto Balón de Oro