Cristiano Ronaldo a Sergio Ramos: “¿Quién se lo dice a Messi?” (o lo que pasó en el Barça-Madrid)

stop

Los de Ernesto Valverde sucumben ante los de Zidane en un Clásico mediocre

06 de mayo de 2018 (22:54 CET)

Los comentarios no se hicieron esperar. La vergüenza saltaba a la vista. Un Barça descansado, con tiempo para preparar el choque –pese a la resaca de la infame celebración de la Liga– hizo el ridículo contra el Real Madrid.

Los de Ernesto Valverde terminaron asfixiados, aunque evitaron la derrota (2-2). Agrandaron el récord de partidos invictos en la Liga. Y poco más.

El Barça tuvo 15 minutos buenos, los que Zidane apostó por una defensa avanzada. En cuanto bajó las líneas de presión, el Madrid se comió al Barça.

Nuevamente Ter Stegen era el mejor de los azulgrana en el primer tiempo. Salvando ocasiones claras de Cristiano Ronaldo, que marcó el primero de los blancos para igualar el tanto inicial de Luis Suárez.

iniesta ultimo clasico

Ronaldo no solo fue protagonista por su gol, también por su lesión de tobillo. Y abandonó el césped a la media parte. Como Sergi Roberto, expulsado, y Coutinho, reemplazado por Semedo

Vacilada a Leo Messi 

Pese a jugar 45 minutos en inferioridad númerica, el crack luso alucinaba con la floja versión del Barça, salvado por los clamorosos errores arbitrales de Hernández Hernández. Y Sergio Ramos pegaba el zarpazo: “¿Quién se lo dice a Messi?”. Ironía mode on.

¿Quién le dice que la final de la Champions la jugará el Madrid? ¿Que no importa quién gane el Clásico para decidir el Balón de Oro y el The Best? ¿Que por muy agresivo que se muestre sobre el césped no cambiará la cruda realidad?

Era obvio que el astro argentino no estaba fino. Sobreexcitado, posiblemente por la frustración de haber sido superado una vez más por Cristiano Ronaldo en el global de la temporada haciendo menos. Por una cuestión de equipo.

cristiano tobillo pique clasico

Pese a todo, el genio de Rosario quiso aparecer. Y lo hizo con el segundo gol –previa falta de Luis Suárez– y con peligrosas ocasiones desbaratadas por Keylor Navas.

Pero este no es el mismo Messi que se vio en Roma. Cuando peor estaba el Barça, aquella fatídica noche en el Olímpico, el astro argentino no apareció.

Florentino golea a Bartomeu 

La sombra de que se empezó a reservar para el Mundial todavía sobrevuela el Camp Nou. Y en el Clásico quedó claro que cuando quiere, juega. Y lucha.

Pero el resultado fue lo de menos, la sensación de superioridad del Madrid fue suficiente para entender que Florentino Pérez le ha ganado claramente la partida en cuanto a gestión deportiva a Bartomeu.

El presidente del Madrid ha gastado mucho menos dinero en los últimos años en fichajes, y su plantilla es más completa. Está mucho más compensada.

luis suarez sergio ramos clasico | EFE

El Barça se aguanta en Leo Messi, que volvió a rendir después de tener palabras altisonantes con Sergio Ramos y de presionar al árbitro.

Y el año que viene tendrá a Antoine Griezmann previo pago de otros 100 millones de euros al Atlético de Madrid. Si lo permite Florentino Pérez.

Pero clama al cielo que el Barça haya invertido 160 millones de euros en Coutinho, muy mediocre frente a los blancos, y 145 millones en Dembelé, suplente. El galo no tuvo ni un minuto. 

La plantilla del club catalán vive de una generación que se está haciendo mayor, pero no tiene recambios de futuro. Y La Masía está desmantelada. Un auténtico drama.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad