Coutinho y Paulinho se ejercitan en la ciudad deportiva del Barça | EFE

Coutinho se mete en un lío (y lo pillan. O la conversación que despelleja al Barça)

stop

El brasileño ha tenido una adaptación rápida pero poco influyente que además le impidió jugar en Champions

Barcelona, 03 de mayo de 2018 (17:30 CET)

La eliminación del Barça en Roma fue una debacle histórica sobre la que se seguirá hablando durante años. Es una mancha a una temporada que se preveía como legendaria y, además, ha tenido efectos colaterales.

Uno de ellos es la pérdida de confianza en Ernesto Valverde como ocupante del banquillo azulgrana. Otro, menos expuesto a la galería, es las dudas sobre el proyecto que han nacido entre algunos de los futbolistas.

Con Iniesta marchándose a China, Umtiti exigiendo una subida de sueldo y la segunda unidad culé al completo puesta a la venta a modo de liquidación por cierre, el once titular del Barça ve con desánimo cómo de irremplazable en el esquema barcelonista.

Con desánimo porque las temporadas son largas y necesitan refuerzos para poder competir en garantías, y en el caso de Coutinho, por lo que pudo ser y no fue tras estampar su firma en el contrato del Barça.

El brasileño Philippe Coutinho, el fichaje más caro de la historia del Barcelona, posa junto al presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu. | EFE

La final que no pudo ser


El brasileño presionó al Liverpool para salir de Anfield en enero tras haber optado por mantener el silencio en verano. Tras media temporada en la Premier y ante el claro fracaso de Ousmane DembeléCoutinho vio en la ventana invernal el momento perfecto.

Su precio se dispararía aún más tras el Mundial y consideraba que su figura y compromiso profesional habían quedado reforzados tras los primeros meses del calendario. Soñaba, además, con ser parte de un proyecto capaz de ganarlo todo.

No pudo imaginar que a estas alturas de la temporada su exequipo estaría tan cerca de conquistar la orejona y ha manifestado a su entorno ser consciente de haber cometido un error forzando su salida.

Amazon avisa a Telefónica de su éxito en transmisiones deportivas. En la imagen, Salah celebra su gol al Manchester City en Champions League / EFE

En el seno culé no sientan bien esas palabras y consideran que dañan la imagen todavía más la imagen de un doblete que quedará en nada si el Real Madrid alza su tercera Champions League consecutiva.

Philippe decidió no jugar la competición europea con el Barça durante media temporada bajo la premisa de que en Liverpool tampoco llegaría lejos en el torneo.

De haberse quedado en Inglaterra el equipo británico sumaría un arma más para hacer frente a Ronaldo y compañía. El Barça cayó en Italia y Coutinho en enero por decisión propia. Escuece tanto como Roma.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad