Leo Messi, Coutinho y Jordi Alba | EFE

Coutinho o show fuera de cámara (y Luis Suárez y Messi están metidos hasta el cuello)

stop

Lo que pasa en el vestuario del Barça

25 de septiembre de 2018 (21:30 CET)

El empate del Barça ante el Girona ha sacado a relucir algunos problemas que existen dentro del vestuario culé. A los pesos pesados del conjunto azulgrana les cuesta entender algunas decisiones de Ernesto Valverde, y así lo comentan en petit comité.

La que más polémica está levantando es la suplencia de Philippe Coutinho en algunos encuentros. El centrocampista brasileño ya fue suplente ante la Real Sociedad y Valverde tuvo que recurrir a él en la segunda mitad. Ante el Girona, más de lo mismo. El ex del Liverpool empieza a estar algo molesto.

Luis Suárez y Leo Messi, con Coutinho

Y si hay dos jugadores que no entienden las suplencias de Coutinho esos son Leo Messi y Luis Suárez. Tanto el uruguayo como el argentino no quieren volver a ver al centrocampista en el banquillo, y es que es el jugador con el que más conexión tienen sobre el terreno de juego.

A Coutinho se le ve perfectamente adaptado al equipo cuando está sobre el verde. Combina con todos y es una amenaza constante con su disparo de larga distancia. Hay que aprovecharlo lo máximo posible.

Dembélé, en peligro

Y en ese sentido el gran perjudicado puede ser Ousmane Dembélé. A pesar del buen inicio de temporada del francés, Suárez y Messi preferirían contar con Coutinho completando el tridente.

Está claro que es mucho mayor el feeling que tienen con el brasileño que el que hay con el galo. Por muchos goles que marque, el equipo paga caras sus constantes pérdidas de balón, y a Suárez se le ha visto en más de una ocasión lanzarle alguna reprimenda sobre el césped.

Dembélé | EFE

Para Valverde es un problema. Sabe que si Coutinho y Dembélé ocupan la misma banda, como hasta ahora, se acaban pisando, y ni uno ni otro puede ofrecer su mejor versión.

Una posibilidad que maneja el Txingurri es la de sentar a Dembélé, poner a Arthur y mover a Coutinho al ataque. Pero cualquiera deja en el banquillo a Ousmane con el buen momento de forma que está atravesando… Un lío que revoluciona el vestuario culé y provoca más de un dolor de cabeza a Valverde.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad