coutinho barça

Coutinho no viene solo al Barça: el fichaje galáctico que asusta a Florentino Pérez

stop

El Liverpool cobrará 160 millones por el crack brasileño, que se ha bajado el sueldo

07 de enero de 2018 (11:16 CET)

Philippe Coutinho iba como loco por venir al Barça. Anhelaba su fichaje desde que se dio la posibilidad el pasado verano. Y será azulgrana hasta 2023. Lucirá el dorsal 7 y su cláusula de rescisión es prohibitiva: 400 millones de euros.

El futbolista brasileño, en contra de lo que dicen otros medios, hace tiempo que estaba en la agenda del Barça. Sin embargo, la prioridad del club catalán para el pasado verano era Marco Verratti.

Una vez detonada esta operación con la sonada fuga de Neymar al PSG, el Barça se puso las pilas para cerrar la llegada de dos jugadores: Dembelé y Coutinho.

Perder a uno de los mejores jugadores del mundo, como era Neymar, hacia obligatorio un recambio de garantías. O, mejor dicho, dos recambios. Jugársela a una sola carta era muy arriesgado.

Con los 222 millones percibidos por el astro brasileño, el Barça podía fichar a varios cracks mediáticos o a dos jugadores de relumbrón. Se optó por esta segunda vía.

Iñigo y Seri se quedaron por el camino

Pero, además, el club incorporó a Deulofeu, Nelson Semedo y Paulinho –82 millones entre los tres– con el presupuesto de fichajes que se tenía previa marcha de Ney. Se garantizaba el club de este modo entregar un equipo competitivo al nuevo técnico, Ernesto Valverde.

Salió todo a pedir de boca, salvo por los fichajes frustrados de Iñigo Martínez y Seri. Había muchas dudas en la entidad barcelonista. Finalmente se tomó una decisión: Coutinho o nada.

Y la respuesta del Liverpool fue clara: nada. Dembelé ya estaba en el Camp Nou –la operación supone un montante global de 145 millones– y había tiempo para empezar a poner los cimientos.

Dembelé y Coutinho: 225 millones fijos

La persistencia del club, especialmente en vistas de que Andrés Iniesta necesita un recambio para poderlo dosificar más, ha hecho que Coutinho llegue finalmente este enero. En este sentido, Leo Messi y Luis Suárez han tenido un papel clave. 

coutinho bienvenida barcelona

El precio final puede ser de 160 millones de euros. Aunque, de entrada, se pagarán 120 millones fijos al Liverpool. Ello ha sido posible gracias a una rebaja salarial de Coutinho, que iba a cobrar 15 millones de euros brutos, más que Piqué o Busquets.

Una vez gastado el dinero de Neymar –sin contar los variables, Dembelé y Coutinho han costado 225 millones de euros–, el Barça ya piensa en la próxima temporada. Pero debe tener en cuenta que aún quedan pendientes esos 80 millones en variables de ambos fichajes.

Griezmann, el tercer mosquetero

Y el presupuesto de fichajes para el verano rondará nuevamente los 100 millones de euros. Con ese dinero se pretende incorporar al tercer galáctico de la era Valverde: Antoine Griezmann.

En el Real Madrid están temblando. Si el Barça de ahora ya los toreó en el Bernabéu, ¿cómo puede ser con Coutinho y Griezmann? Florentino Pérez ha disparado las alarmas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad