Coutinho o “Valverde es tan buen tío que le toma el pelo”. Y Messi sabe quién es | EFE

Coutinho filtra el veto de Messi a un fichaje (y negocia con Florentino Pérez)

stop

El crack argentino se carga a un futuro fichaje del Barça

09 de marzo de 2018 (13:46 CET)

Leo Messi ya ha vetado un posible fichaje en el FC Barcelona. Philippe Coutinho lo sabe y ha filtrado el nombre: Héctor Bellerín. El lateral del Arsenal es uno de los nombres que estaban siendo vinculados al futuro del Barça pero Leo ha dejado muy claro que no quiere ni verlo.

El motivo es que durante el verano pasado, cuando Josep Bartomeu y los suyos fueron a Londres a buscarlo, Bellerín se negó. No quiso saber nada del Barça y decidió que lo mejor para él era quedarse en la Premier League.

Una actitud que no gustó nada a Leo y que ahora, conocedor de que Bellerín se ha cansado de Àrsene Wenger y quiere volver, ha hecho que mueva hilos para vetar su fichaje.

Leo Messi apuesta por Sergi Roberto

Y es que el argentino es mucho más partidario de que sea Sergio Roberto quien ocupe el lateral derecho, con Semedo como suplente. El ‘10’ es muy consciente que la posición natural de Sergi es la de centrocampista, pero cada vez son más los que lo ven como un lateral perfecto para el equipo.

De hecho, cada vez que juega en esa posición, deslumbra. Un Roberto que, con tal de ser titular en el Barça, no tiene problemas en adaptarse un jugar de lo que le pida  Ernesto Valverde.

Héctor Bellerín negocia con Florentino Pérez

Con las puertas del Camp Nou cerradas, Bellerín ha decidido pasar a la acción y se ha ofrecido a Florentino Pérez. El defensa sabe que en el Bernabéu están en la búsqueda de un lateral derecho para que compita con Dani Carvajal y suba el nivel de la defensa blanca.

Y cuenta con algo a su favor. Wenger, con el que cuentan desde Londres que Héctor ha roto relaciones, quiere rescatar a Karim Benzema de su pesadilla en el Madrid y darle una última oportunidad a su compatriota en la Premier.

De esta forma, un cambio de cromos entre Bellerín y Karim haría felices a todas las partes. A Bellerín, que dejaría atrás su etapa en el Arsenal, a Wenger, que tendría a su deseado Benzema y a Florentino, que mataría dos pájaros de un tiro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad