Coutinho cuelga el teléfono al Barça (y espera al Real Madrid)

stop

El mediapunta brasileño descarta su fichaje por el club azulgana

Coutinho elige al Real Madrid (y cierra la puerta al Barça)

14 de noviembre de 2016 (12:36 CET)

Eternos rivales en el campo y en los despachos. El Barça y el Real Madrid tienen en el punto de mira a Philippe Coutinho. Los dos grandes clubes de la Liga consideran que el mediapunta del Liverpool sería un fichaje estratégico y compiten por él. El brasileño, amigo personal de Neymar, se deja querer, pero ya ha comunicado a personas de su confianza que prefiere al club blanco.

Coutinho tiene una gran sintonía con Neymar, pero cree que la MSN le cerraría muchas puertas en el Barça. En el Camp Nou también debería competir con Iniesta, André Gomes, Arda Turan y Denis Suárez, puesto que el brasileño puede actuar en punta o como interior. La competencia, de fichar por el club azulgrana, sería feroz.

El crack del Liverpool, que en el pasado jugó con el Espanyol, cree que encajaría mucho mejor en el Real Madrid. Algún emisario del Real Madrid le ha comunicado que el club blanco prepara una revolución en el equipo cuando concluya la sanción de la FIFA. Benzema podría irse a finales de temporada si el Madrid puede inscribir nuevos jugadores. De cumplirse este supuesto, Coutinho podría ser el sustituto del delantero francés.

Cristiano Ronaldo

Coutinho suele jugar en la banda izquierda. En la demarcación habitual de Cristiano Ronaldo. Zidane, no obstante, quiere que el delantero portugués juegue más centrado. El técnico francés está convencido de que CR7 será más peligros como delantero centro que como extremo en los próximos años porque su condición física ya no es la misma que en temporadas pasadas. Y Coutinho, un futbolista del que Zidane tiene muy buenos informes, ocuparía la banda izquierda. La derecha sería para Bale.

Florentino Pérez, según fuentes próximas al presidente del Real Madrid, estaría dispuesto a pagar los 75 millones que pide el Liverpool por su estrella. Paralelamente, el máximo dirigente pondría en venta a James Rodríguez e Isco, por quienes podría ingresar entre 80 y 100 millones. Estos cambios, además, contarían con el visto bueno de Zidane.