Sergio Roberto y Aleix Vidal| EFE

“Con 10 no se puede”, Messi estalla (y señala a una estrella del Barça)

stop

Los hombres de Valverde se pegan un duro revés contra Las Palmas antes de recibir al Atlético

01 de marzo de 2018 (23:07 CET)

Calentón de Leo Messi. Harto se tener que tirar siempre del carro, el astro argentino estalló en Las Palmas durante el flojo partido del FC Barcelona (1-1). Estuvo prácticamente solo ante el peligro. 

Con 10 no se puede”, criticaban muchos usuarios en las redes sociales, cuestionando el planteamiento de Ernesto Valverde. Algo que ni el propio Messi entendía.

El Txingurri apostó por un once poco convincente, con Aleix Vidal de inicio. El de Puigpelat dejó en el banquillo a Coutinho y Dembelé, los dos fichajes más caros de la historia del club.

Una vez más quedó evidenciado que el ex del Sevilla resta más que suma. En el estadio de Gran Canaria hizo honor a ese dardo que le señala: es como jugar con 10

También Paulinho arrancó de inicio, confirmando una mala racha que se viene prolongando ya durante una decena de partidos. Ni marca ni genera juego el brasileño.

Messi era el único que proponía. Gambeteaba, regateaba y disparaba. Sacó cuatro tarjetas amarillas a los defensas del Las Palmas. Y marcó un gol mágico de falta.

Su eterno compañero, Luis Suárez, apercibido de sanción, no tuvo su intensidad habitual y apenas apareció en juego. El uruguayo firmó uno de sus peores partidos. 

Las Palmas destapa las vergüenzas del Barça

En el segundo tiempo los de Paco Jémez se vinieron arriba. Especialmente tras un extraño penalti que no quedó claro si era por mano de Lucas Digne o por falta de Sergi Roberto. La rígida sanción llegó después de perdonar la expulsión del portero Leandro Chichizola

Los azulgrana echaban mucho de menos a Jordi Alba. Y con el empate del cuadro isleño, Digne volvió a demostrar todas sus carencias. No es jugador para el Barça.

Valverde gestionó bien el banquillo: dio entrada a Coutinho, Rakitic y Dembelé. Algo mejoró el Barça, sobre todo con el brasileño, pero los de Jémez estaban muy concentrados.

Empeñados en salvar la categoría y aprovechar los pinchazos del Málaga y el Deportivo, los contrincantes del Barça cuajaron uno de sus mejores partidos esta temporada.

El Atlético, al Camp Nou con ganas de hacer sangre

Lo preocupante es que los azulgrana, claros favoritos a ganar la Liga, se han complicado la vida. Y el domingo reciben al Atlético de Madrid en el Camp Nou.

Los del Cholo Simeone llegan pletóricos después de golear al Leganés (4-0) con cuatro goles de Antoine Griezmann, que afronta su mejor momento del curso.

Con tan solo cinco puntos de ventaja, los rojiblancos lucharán por reducir aún más las distancias. Y el Barça aspira a un milagro tras exhibir un pobre nivel de juego en los últimos partidos.

El empate contra Las Palmas viene poco después de las igualadas contra el Chelsea, el Getafe y el Deportivo. También contra el Eibar sufrió mucho el equipo catalán, que últimamente solo ha arrollado al Girona. La Liga vuelve a estar viva. Como en 2013, con el Tata Martino.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad