Claudio Bravo amenaza al Barça (y a Ter Stegen) con tirar de la manta 

stop

Las pullas desde Barcelona no cesan

Claudio Bravo celebra la victoria del Barça sobre el Valencia; colaboró con dos grandes paradas | EFE

27 de agosto de 2016 (13:01 CET)

Discreto. Claudio Bravo ha dejado el FC Barcelona sin levantar ningún revuelo ni encender ninguna polémica por su parte. Tras dos años en un club al que le ha dado todo, el guardameta chileno se ha marchado precipitadamente y sin el reconocimiento merecido, pero en silencio y discretamente. Y es que lo que podía haber sido una situación natural de relevo generacional, se ha convertido en una guerra fría que ha incomodado mucho a todas las partes.

El portero sudamericano no ha tenido una mala palabra ni un gesto polémico durante todo este tiempo. Sin embargo, la situación ha sido incomoda. Claudio gozaba de la titularidad en las grandes competiciones y era una seguridad para estar bajo los palos del Camp Nou, pero Marc-André Ter Stegen decidió tensar la cuerda. El joven alemán puso entre la espada y la pared al club: si no conseguía la titularidad esta temporada se marchaba.

El Barça tuvo que escoger entre ambos guardametas y se decantó por el futuro antes que por el presente. Claudio quedaba en la palestra. Por su parte, Bravo no se manifestó públicamente, pero sí que movió los hilos para evitar estar un año en el banquillo azulgrana. Con el Manchester City vio el cielo abierto.

Claudio mantiene el silencio

Ahora, el chileno solo quiere pasar página y adaptarse al club inglés. Sin embargo, parece que las pullas no cesan. El sudamericano no ha salido a contar su versión ni ha dado declaraciones, pero sin embargo, parece ser que su entorno está más que molesto con los mensajes que llegan desde Barcelona. Y es que uno de los motivos principales por los que Claudio ha dejado el equipo barcelonista es por la tensa relación con Ter Stegen. Mientras Bravo era titular no había problema, pero cuando vio el juego que el alemán puso sobre la mesa para quedarse, al chileno se le encendieron todas las alarmas.

En este sentido, ahora Robert Fernández ha salido a la palestra para afirmar que "fue Bravo el que decidió irse de Barcelona".  Y es que al parecer, la versión del director deportivo culé no coincide con la realidad que se desvela desde el entorno de Bravo. Además, Ter Stegen también ha enviado un mensaje de despedida a su ex compañero: "Nuestra dura y deportiva competencia ha sido motivadora en todo este tiempo. Hemos conseguido muchos títulos juntos. Adiós y mucha suerte". Este mensaje tampoco habría caído mucho en gracia en Manchester, según desvelan fuentes allegadas al chileno. Y es que Bravo quiere hacer borrón y cuenta nueva, pero desde su entorno no aceptan que se falte a la verdad. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad