Cinco jugadores del Barça piden la salida de Luis Enrique

stop

La escuadra azulgrana se aleja peligrosamente de la Liga

Tensión entre los jugadores del Barça y los del Villarreal (1-1) en el Estadio de La Cerámica | EFE

08 de enero de 2017 (23:05 CET)

Está tirando la Liga por la borda. Los tropiezos contra el Alavés, el Celta, el Málaga, la Real Sociedad y el Athletic Club en Copa no han servido de nada.

Luis Enrique Martínez hace gala, jornada tras jornada, de una tozudez digna de análisis. Su predilección por jugadores que todavía no están al nivel Barça tiene crispada a media plantilla. La otra media, tampoco da el nivel exigido.

El FC Barcelona está perdido. Fuera de órbita. Esta vez no es un problema físico, es un problema mental. Un problema de desgaste. Y un claro problema del entrenador.

El técnico asturiano está empecinado con llevar a cabo una serie de experimentos que, día a día, se demuestran del todo inútiles. Ni los nuevos jugadores cogen el rodaje deseado, ni el Barça juega bien con ellos.

Rakitic y Alba, castigados

Frente al Villarreal (1-1), en el rebautizado Estadio de La Cerámica, el técnico asturiano apostó por André Gomes y Lucas Digne. Ninguno de los dos estuvo a la altura de lo que exigió el guión.

Luis Enrique volvió a castigar a Ivan Rakitic, apeado de la lista de convocados, y a Jordi Alba, que vio el encuentro desde el banquillo. Ambos jugaron en Copa contra el Athletic (2-1).

En el antiguo Madrigal, el conjunto catalán sucumbió. Sin ideas, sin un buen nivel de juego. No perdió de milagro. Logró el empate in extremis gracias a un golazo de falta de Leo Messi por toda la escuadra ('90). Por el Villarreal anotó Sansone ('50).

Los jugadores del Barça terminaron el encuentro muy mosqueados. Especialmente cinco de ellos. Cinco pesos pesados que piden a gritos la salida de Luis Enrique. Están desgastados.

Los indignados con Lucho

Messi lidera la manada de indignados con Lucho. El astro argentino, por evitar líos, está siendo silencioso. Pero en corrillo ya son varios los que coinciden con él. Están preocupados.

Su inseparable Luis Suárez, Gerard Piqué, Sergio Busquets y el propio Alba están en contra del técnico asturiano. Pero son muchos otros los que han tenido enganchadas con él.

El propio Rakitic es otro de los más enfadados. Está castigado por sus supuestas negociaciones con el Manchester City de Pep Guardiola, como avanzó Diario Gol hace algunas semanas.

Y también Neymar y el propio Iniesta, de forma más comedida, creen que Luis Enrique se equivoca en su forma de motivar a los jugadores. Además, el entrenador ha tenido problemas sonados con Aleix Vidal, Arda Turan, Mathieu, Rafinha, Masip y, más recientemente, con Paco Alcácer.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad