Ernesto Valverde | EFE

¡Cesado! Messi elige al sustituto ¡bomba! de Valverde en el Barça

stop

El técnico azulgrana tiene fecha de caducidad

24 de noviembre de 2019 (12:31 CET)

Sí. El Barça venció al Leganés. Y lo hizo con remontada incluida, después de que en los primeros minutos se adelantaran los pepineros. Ahora los culés siguen líderes, empatados a puntos con el Real Madrid, pero por encima gracias a la diferencia de goles.

Dicho así, parece que los blaugrana van por el buen camino y que estamos ante un equipo que compite los choques hasta el último minuto. Pero nada más lejos de la realidad. Aunque Valverde intente dar sensación de tranquilidad.

Valverde sigue sin dar con la tecla

El conjunto catalán volvió a dejar una imagen preocupante. A los jugadores se les volvió a ver sin ideas claras de juego. Sobre todo en la primera parte, en la que Valverde optó por cambiar el sistema y disponer un 4-2-3-1, con Leo Messi en la media punta, Griezmann y Dembélé por las bandas y Luis Suárez en punta. Un esquema que todavía están tratando de entender algunos futbolistas, a los que se les vio perdidos hasta que el Txingurri volvió al clásico 4-3-3. Un dibujo en el que tampoco es capaz de encontrar la tecla, pero que al menos conocen los cracks.

Un panorama que no augura nada bueno. Se suponía que este curso el Barça se había reforzado bien, pero todavía tiene más carencias que el curso pasado.

Jugadores descomprometidos y desmotivados

Algo en lo que tiene mucho que ver el poco compromiso que demuestran algunos jugadores. Futbolistas como Arthur, que no fallan en las salidas organizadas por Neymar en la ciudad condal. O como Samuel Umtiti, que se niega a operarse pese a que ello le impida jugar dos partidos seguidos desde 2018.

O como Gerard Piqué, más preocupado por sus negocios que por lo que ocurre en la entidad. Buena prueba del compromiso del central es que este sábado, cuando Valverde no hacía ni cinco minutos que había terminado su rueda de prensa, Gerard ya estaba en la Caja Mágica. Un detalle al que se suman sus escapaditas a Madrid y a Nueva York por la Copa Davis, a Andorra para gestionar el club que preside, a PortAventura con Shakira dos días antes de un partido…. Y peor aún: alardea de que solo duerme 4 o 5 horas.

¡Escandalazo! Piqué: “Bartomeu, cuenta lo que hace” Y no es la Copa Davis (¡Y es muy fuerte!) | EFE

Valverde, máximo responsbale

Pero al margen del bajo rendimiento de algunos cracks, si hay uno que se lleva todos los palos, ese es Valverde. El técnico está cada vez más cuestionado. Tanto por la afición como por la directiva. Aunque salga Jordi Cardoner a ratificarlo, los responsables confían cada vez menos en su proyecto. De hecho, se dice que cuando un directivo confirma a un entrenador, es más un ultimátum que un voto de confianza.

Los mandatarios hubieran prescindido de sus servicios el pasado verano. Pero los pesos pesados insistieron en su continuidad. Con el Txingurri viven muy a gusto en el vestuario y no querían cambios drásticos. Y menos si ello implicaba la entrada de un técnico con la mano más dura que Valverde.

Valverde tiene fecha de caducidad

Pero se acabó. En la planta noble del Camp Nou consideran que este panorama no se puede prolongar más en el tiempo. Y menos aún teniendo en cuenta que hay elecciones en junio de 2021. La continuidad de Valverde y del juego mediocre que ofrece el equipo podría ser la sentencia de Josep Maria Bartomeu, Eric Abidal y compañía. Por eso han puesto día y hora al fin de la etapa de Valverde y ya barajan los nombres de su sustituto.

La fecha máxima hasta la que permanecerá Ernesto es el último día de la presente temporada. A no ser que haya debacle en el Clásico del próximo 18 de diciembre o en la Champions League. Entonces la cabeza de Valverde rodaría antes de tiempo.

Si así ocurriera, entraría un míster temporal a la espera de la llegada de un técnico primera espada. Una figura para la que barajan dos candidatos por encima del resto.

Los sustitutos de Bartomeu para Valverde

Erik ten Hag, del Ajax de Ámsterdam, gusta y mucho en la cúpula azulgrana. Un técnico joven, con ADN Barça, y que la temporada pasada, llevando al conjunto holandés a las semifinales de la Champions League, demostró lo que es capaz de hacer.

Ten Hag

El otro es Ronald Koeman, actual seleccionador de Holanda ,y a quien se le ha relacionado con el club varias veces. Aunque la del ex defensa culé es la opción que menos enamora en el conjunto catalán. Y mientras tanto, Robert Martínez y Robert Moreno se encuentran en la recámara

Los que proponen en el vestuario

Cuatro nombres que, en cambio, no gustan en el núcleo duro del vestuario Ahí, Leo Messi, Luis Suárez, Piqué y compañía prefieren a alguien del perfil de Marcelo Gallardo, actual técnico de River Plate. Un técnico que ya tiene mucho nombre en Argentina. Fue el entrenador que levantó la Libertadores en el Santiago Bernabéu en 2018 y que este año ha vuelto a llevar a la final al conjunto de Buenos Aires (perdió contra el Flamengo) y empieza a tener buena prensa en Europa.

Marcelo Gallardo

Se comenta, sin embargo, que el hecho de que Messi apuesta por él no es precisamente por sus conceptos técnicos o por su capacidad de gestión de vestuario, sino más bien porque sería el ‘nuevo’ Tata Martino, es decir, un entrenador con el que el vestuario seguiría teniendo manga ancha para hacer y deshacer a su antojo.

Gallardo no es el único. Los cracks también han nombrado en más de una ocasión a Xavi Hernández. No obstante, al de Terrassa lo nombran con la boca pequeña. Saben que por muy amigos que fueran en su momento, otra cosa será el Xavi entrenador, y este no tiene pinta que vaya a dejar pasar ni una en el que ha sido el club de su vida. Se llame Messi, Suárez o Piqué.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad