Brutal enganchada de una estrella del Barça con Luis Enrique

stop

El crack no tolera que el míster esconda las verdades de la derrota

El crack que se rebela contra Luis Enrique | EFE

15 de febrero de 2017 (10:10 CET)

Desquiciado. Así es como acabó el partido el futbolista. Ángel di María le ganaba la espalda en cada acción. Recibía solo entre líneas y tan solo tenía que encarar portería. Mientras tanto Sergio Busquets no sabía si cubrir la salida del balón de Rabiot o retrasar su posición para marcar al argentino.

El resultado fue un desorden absoluto que terminó con la hecatombe culé. El Paris Saint Germain destrozó al Barça.

Unai Emery sorprendió a todos. Su preparación del partido recordó a la de Pep Guardiola en el 2-6 en el Santiago Bernabéu. Aquél día Leo Messi jugó entre líneas y le hizo un descosido a los blancos. Ante el PSG Di María hizo las veces de Leo.

El jugador se sincera

Al final del partido el medio centro defensivo habló ante los medios de comunicación y dejó clara su postura. El de Badia atribuyó la derrota a "errores tácticos y de planteamiento". "El PSG nos sorprendió porque no esperábamos que jugase así", comentó el canterano.

Minutos después Luis Enrique le respondió. Le preguntaron sobre las palabras del centrocampista y el asturiano se sacudió las responsabilidades. No le gustó que uno de sus jugadores le dejara en evidencia. 

Luis Enrique desacredita a Busquets

 "No sé a lo que se refiere Busquets. No es verdad que nos haya sorprendido", opinó el técnico, que quiso desacreditar las palabras de Busquets: "No soy partidario de este tipo de entrevistas que se hacen al pie del campo nada más acabar el partido cuando uno está a 200 por hora. No creo en este tipo de entrevistas la verdad".

Al jugador no le gustó nada que el técnico le contradijera. Menos aún que lo hiciera en público. Sus declaraciones no fueron fruto de ir a 200 por hora, sino de una opinión general de la plantilla.

Todos están de acuerdo en que el partido no se preparó correctamente. Que salga el técnico a silenciarlos y a desacreditar sus declaraciones es algo que no piensan tolerar.

De hecho, todos los espectadores fueron testigos de que el conjunto francés tuvo las cosas mucho más claras desde el inicio. Emery trabajó mucho mejor las situaciones y prueba de ello fue la efectividad de los galos. Tanto de cara a portería como en cualquier lance del partido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad