Bronca de Mascherano con Neymar con Messi de por medio

stop

El Brasil-Argentina dejó a un señalado

Mascherano acaba molesto con Neymar | EFE

12 de noviembre de 2016 (15:09 CET)

Nueva polémica. Neymar volvió a hacer de las suyas. Esta vez no fue con la zamarra del FC Barcelona, sino al frente de la selección brasileña. El atacante azulgrana se vio las caras con su compañero Leo Messi en un duelo de titanes. En Mineirao, el crack de Rosario no pudo hacer nada para frenar a la canarinha. Y es que Brasil le pasó la mano por la cara a una Argentina descafeinada; un 3-0 fue el resultado final.

Neymar brilló el pasado jueves ante los ojos de sus compañeros. El atacante brasileño se lo pasó en grande ante Messi y Mascherano. Tan es así que Ney fue determinante asistiendo en el primer gol y marcando el segundo tanto. Además, llevó de bólido a la defensa albiceleste creando peligro constante en el área contraria.

Los regates: la debilidad de Neymar

Una mancha negra volvió a eclipsar su partido. El de Sao Paulo no sabe pasar desapercibido y le gusta recrearse siempre que puede. Por ello, ni siquiera el compañerismo que tiene hacia sus compañeros argentinos frenó su punto chulesco.

Con el 3-0 en el marcador a favor, Ney paró el ritmo del partido con regates, toques y caños. Una actitud que demuestra superioridad, pero que puede caer como un jarro de agua fría en el rival. De hecho, no es la primera vez que el joven delantero enciende la llama con esta actitud, ya que en varios encuentros de liga se le ha achacado estas acciones cuando el rival está más que hundido.

Cuando hace estas maravillas con el Barça no pasa nada; todos le defienden. Sin embargo, el pasado jueves las jugaditas no sentaron tan bien a sus colegas azulgranas. Mascherano le recriminó su chulería tras una jugada con varios regates en el centro del campo. Tal como afirman en Deportes Cuatro, el central culé acudió a robarle el balón, le hizo una falta para marcar territorio y le recriminó su actitud.

Sin embargo, parece ser que la cosa no quedó aquí. Según desvelan fuentes internas a las que Diario Gol ha tenido acceso, Masche quiso volver a remarcarle esta actitud de poco compañerismo a Neymar tras el partido. Messi tomó partida recordándole a su compatriota que es un gesto ya habitual en el jugador brasileño, aunque de todos modos, el argumento no sirvió como excusa para el jefecito. Molesto. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad