Bronca de los pesos pesados del Barça después de la 'gran bronca' de Luis Enrique

stop

No ha sentado bien entre los jugadores que el discurso del entrenador se lleve los méritos de la victoria contra el Betis

Gerard Piqué asiste a la división del tridente del Barça (Messi, Neymar, Suárez) | EFE

02 de mayo de 2016 (21:45 CET)

Malestar entre los jugadores del Barça por las duras palabras de Luis Enrique en el Benito Villamarín. Pero no tanto por la bronca en sí, algo entendible y a lo que están acostumbrados dentro de lo que cabe. Los pesos pesados del equipo están molestos por cómo se ha vendido el discurso de Lucho como clave de la victoria, y por la filtración del mismo al diario Sport.

Siempre hay filtraciones, comentarios que se escapan y trascienden. Sin embargo, en el caso del Betis-Barça (0-2) parece tratarse de una filtración claramente interesada que los futbolistas no comparten. La han visto con malos ojos, porque consideran que alguien quiere que Luis Enrique se lleve todos los méritos, cuando son ellos los que están en el césped.

En el vestuario reconocen que no llevan su mejor racha de juego. Se vinieron abajo desde el clásico y, aunque tras el drama frente al Valencia han vuelto a la senda de la victoria, la realidad es que el equipo no brilla como antes. Los goles –especialmente contra el Deportivo y el Sporting– han llegado más por insistencia y talento que no fruto del buen juego colectivo.

No hay feeling

Pero de ahí a que se diga que la clave del triunfo en el Benito Villamarín es fruto de la bronca de Luis Enrique hay un abismo. Los jugadores eran los primeros conscientes de que era necesario un cambio de actitud respecto a lo visto en el primer tiempo, y el sentir del vestuario es que más que alentar, ese discurso podía haber sido desmotivador. Lucho no tiene mano izquierda.

Los capitanes y otros pesos pesados del equipo se han reunido y han analizado el asunto. Uno de los cracks estaba especialmente enfadado. Todos coinciden en que no les gusta que el técnico se lleve las flores, pero que deben seguir unidos para que esta liga no se escape. El partido contra el Espanyol será clave y no es momento para enfados. Objetivo: ganar la Liga. Luego, ya se verá lo que pasa... Lucho no es intocable.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad