Bartomeu tiene un muerto en el Barça (Messi sabe quién es. Y huele cada vez peor) | EFE

Bartomeu tiene un muerto en el Barça (Messi sabe quién es. Y huele cada vez peor)

stop

El presidente del Barcelona queda señalado por su mala gestión

11 de abril de 2018 (19:58 CET)

Los 222 millones de euros invertidos en dos futbolistas (que saldrán más caros sumando los variables). Pero el Barça vuelve a caer eliminado en cuartos de final de la Champions.

Ya van tres años consecutivos. Y eso que el club catalán tiene en sus filas al mejor futbolista del mundo. De la historia. Algo falla.

Leo Messi es el mejor. Incluso los aficionados del Real Madrid lo reconocen por mucho que Cristiano le iguale en títulos individuales.

Sin embargo, algo se está haciendo mal, pero que muy mal en Barcelona, para que año tras año se repita la misma historia. Cada vez se despilfarra más dinero. Cada vez surge menos talento de la Masía, antaño famosa por ser la mejor cantera de futbolistas.

Josep María Bartomeu debe hacer autocrítica. Su posado de gatito degollado cuando sale a dar la cara justificando lo injustificable ya no es suficiente. Debe asumir responsabilidades.

Valverde también es humano

¿Por qué se invierten 160 millones en un futbolista que no puede jugar la Champions? ¿Porque se invierten otros 145 millones en un jugador que no cuenta para los partidos importantes?

Ernesto Valverde, el verdadero gran fichaje de este curso, no confía en Dembelé. No ha contado con él para enfrentarse a la Roma, un rival claramente inferior al Barça.

Ni cuando las cosas se estaban poniendo feas en el Olímpico y el Barça tan solo estaba a un gol de volver a calmar las aguas, Valverde quiso confiar en Dembelé. No está preparado.

Dembelé, más muerto que vivo

Pero el precio que se ha pagado por él, de súper crack, lleva a pensar que es un jugador de rendimiento inmediato. Lo que se necesitaba para paliar una salida tan sonada como fue la de Neymar, el segundo más desequilibrante tras Messi.

Valverde falló en Roma. Es de las primeras veces que el Txingurri no ha sabido qué hacer. Sin reaccionar. Demostrando su falta de confianza en los que estaban en el banquillo, erró.

Y su error costó la eliminación del Barça. Pero rodarán más cabezas a partir de ahora. Y el muerto de Bartomeu, el que peor huele, es Dembelé. Su futuro genera muchas dudas.