El muerto de Bartomeu en el Barça que huele cada vez peor (y Messi sabe quién es) | FCB

Bartomeu busca 70 millones de razones para contentar a Messi

stop

El presidente del Barça espera dibujar una sonrisa eterna en el rostro del crack argentino

11 de enero de 2018 (21:16 CET)

Complacer a Leo Messi. Es uno de los grandes propósitos de Año Nuevo en el FC Barcelona. Se pactaron muchas cosas en el contrato de su renovación y, de momento, se están cumpliendo.

Más allá de las cifras de dinero, Messi exigió a Josep María Bartomeu un proyecto deportivo ambicioso, fiable y ganador. El astro argentino quiere terminar su carrera al más alto nivel y rodeado de los mejores futbolistas.

El presidente del Barça dijo que sí a todo. Después de haber perdido a Neymar tenía muy claro que su mayor objetivo era cumplir los deseos de Messi. Sobre todo, para evitar sustos peores.

La llegada de Ernesto Valverde ha sido clave en este sentido. El entrenador extremeño se ha adaptado a la perfección a la plantilla azulgrana y está sacando lo mejor de sus jugadores.

Tanto es así que ya nadie se acuerda de Neymar. Ahora, la realidad es que con los 222 millones de euros recaudados por el brasileño y con lo que se ahorra el club en su salario, parece que se pueden hacer malabares. Òscar Grau, CEO del Barça, ha dado el visto bueno a las operaciones.

Si bien es cierto que el proyecto del nuevo Camp Nou ha quedado en stand by temporalmente, Bartomeu y su junta siempre han dejado claro que la prioridad es el equipo.

400 millones gastados y cuatro ventas para compensar

Tras la marcha de Neymar había que reaccionar. De momento, el club ha invertido 105 millones en Dembelé y 120 millones en Coutinho (225 en total).

A esas sumas habrá que añadir variables por valor de 80 millones de euros (40 por cada uno). Y eso, además de los otros fichajes: Paulinho (40), Semedo (30), Deulofeu (12) y Yerry Mina (12).

La inversión total del Barça en fichajes para la temporada 2017-18 es de miedo: 400 millones de euros. Es decir, el doble de lo que se ha facturado por Neymar.

Sin embargo, Bartomeu tiene cuatro ases en la manga para compensar esa situación con nuevos ingresos: la venta de cuatro jugadores.

Deulofeu se irá al Nápoles y dejará 20 millones de euros (18+2), algo similar a lo que espera ingresar el Barça por Rafinha si lo compra el Inter (otros 20 millones). Ya van 40.

La venta de Mascherano al club chino Hebei Fortune también está cerrada y dejará otros 10 millones en las arcas del club. 

A por Griezmann en verano

Por último, el Barça espera sacar entre 15 y 20 millones por Aleix Vidal. El Sevilla, que acaba de fichar a un lateral izquierdo por 11 millones, piensa en él para el lateral derecho.

Con un poco de suerte, Barto ingresará 70 millones de euros en este mercado de invierno. Eso siempre y cuando no se decida vender a jugadores como André Gomes o Paco Alcácer.

Además, Grau también está trabajando para rebajar la masa salarial. Neymar cobraba el doble (30 millones) de lo que cobra Coutinho, por ejemplo. Dembelé todavía percibe menos.

Y el último en salir y liberar otros ocho millones de salario será Arda Turan, que tiene un acuerdo cerrado con el Istambul Basaksehir. Aunque en el caso de Arda, es difícil que deje dinero en el club.

Todo ello, tanto los 70 millones como la reducción de la masa salarial, ayudará al Barça a encarar otro fichaje de galones el próximo verano: Antoine Griezmann por 100 millones.