¡Atención a esto de Messi! En el Barça está prohibido contarlo porque es muy grave. (Siéntate para leerlo) | EFE

¡Atención a esto de Messi! En el Barça está prohibido contarlo porque es muy grave. (Siéntate para leerlo)

stop

El conjunto culé tiene un problema muy gordo con el crack argentino

17 de marzo de 2020 (11:48 CET)

Leo Messi andará este martes muy pendiente de los temas que se tratarán en Nyon. Los responsables de la UEFA se reúnen para decidir qué hacer con las competiciones europeas. La Champions League, la Europa League y la Eurocopa están en el aire por el coronavirus.

Un tema que preocupa mucho al argentino, que está estos días barajando diferentes opciones de futuro. El astro de Rosario tiene cada vez menos clara su continuidad en el Barça.

El teléfono de Messi echa humo

El móvil del seis veces Balón de Oro no para estos días. El parón del fútbol en los terrenos de juego tiene al delantero pendiente de los mensajes que recibe. Por un lado, los que le ponen desde can Barça y que están relacionados con su contrato. El acuerdo del crack con el club catalán termina en junio de 2021 y en la planta noble del Camp Nou van como locos por renovarle. Josep María Bartomeu y su séquito no quieren encarar las elecciones del próximo verano sin el atacante sudamericano, su baza más preciada para que su propuesta continuista se lleve los comicios.

Messi y Bartomeu | FCB

Según ha podido saber Diario Gol, los mandatarios están dispuestos a llegar hasta los 50 millones de euros netos por temporada y a ampliar su contrato hasta 2023, para cuando tenga 35 años y probablemente sea el momento de colgar las botas en el Barça.

Messi duda

Pero Messi no lo tiene nada claro. El astro sudamericano se acerca a la recta final de su carrera y cada año que pasa confirma que lo mejor que podía vivir en el conjunto culé ya pasó.

Una idea que le puede llevar a la rampa de salida del Camp Nou. Y es que la decepción del futbolista con los responsables es máxima. Por no hablar de las acusaciones de Abidal a la plantilla tras la destitución de Ernesto Valverde. O los famosos tuits desprestigiándole a él, a Gerard Piqué y a algunos ex miembros del club. Y si la cosa no cambia, Leo dirá "basta”. El argentino no seguirá tirando los últimos años de su carrera en un equipo en declive y caída libre.

Messi da un golpe en la mesa

El delantero nunca tomará una decisión antes de hacer las maletas. Sus planes no pasan por dejar tirado al club de su vida de la noche a la mañana. Pero toca hablar de renovación. Y ahí el argentino exige saber qué proyecto deportivo hay por delante. Pondrá sobre la mesa la salida de Setién y la llegada de un técnico de primera línea. Y también fichajes para cada línea que le permitan al equipo recuperar los automatismos Barça con los que se lograron tripletes.

Los fichajes de los últimos años han sido un fracaso que no han servido para renovar el equipo y mantenerlo en lo más alto. Y tampoco ve a Josep Maria BartomeuEric Abidal y compañía capaces de darle lo que quiere. No lograron fichar a Gallardo como entrenador, y tampoco a Xavi Hernández. Como tampoco pudieron recuperar a Neymar. Ni siquiera retenerlo cuando militaba en el Barça.

A Messi se le acaba la paciencia

Tampoco quiere más experimentos como el de Sergi Roberto en el lateral o el de Antoine Griezmann en el extremo izquierdo. Ahí al que quiere es a Ney. Y si no se cumplen estas premisas, dará luz verde a su padre para que abra el libro de pujas.

Leo no seguirá desaprovechando los últimos años que le quedan mientras Cristiano Ronaldo sigue optando a ganar el Balón de Oro de nuevo. Y no descarta la opción de ejecutar la cláusula que le permite salir gratis del club a final de cada temporada. Pretendientes no le faltan. Y los cantos de sirena no pasan desapercibidos a Messi.

Uno de los que más le ha presionado en los últimos meses es el Manchester City. Per la opción del conjunto británico ha perdido enteros desde que la UEFA castigó a la entidad durante dos años sin disputar la Champions League.

El PSG pisa fuerte

Por eso ha ganado fuerza la propuesta del Paris Saint-Germain. Los galos aceptan llegar a los 50 millones de euros de prima de fichaje. Y no solo eso. También la posibilidad de volver a jugar junto a Neymar Jr.

Messi y Neymar, cada vez más distantes | EFE

Además, Nasser Al-Khelaïfi sabe que tendrá movida con Kylian Mbappé. El crack francés quiere salir y son unos cuantos clubes los que llevan tiempo preguntando por él. Y fichar a Messi será un buen paliativo a su posible salida.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad