Luis Suárez y Messi | EFE

“Apesta más que Isco”. Y es en el Barça de Messi, Luis Suárez y Piqué

stop

En el equipo culé crecen los enanos

26 de enero de 2019 (11:00 CET)

En el Real Madrid tienen una buena montada con Isco Alarcón. No suele pasar que un súper crack como el andaluz esté casi apartado del equipo. Y es que el jugador atraviesa su momento más convulso en las más de cinco temporadas que lleva el Madrid. Se esperaba que este año diera el paso adelante definitivo, pero nada más lejos de la realidad.

Desde la llegada de Santiago Solari ya son 15 partidos de 18 disputados con Solari en los que Isco no formó parte del once titular.

El ex del Málaga lo ha salido desde el inicio en tres choques. En las vueltas de los dieciseisavos y los octavos de final de la Copa del Rey contra el Melilla y el Leganés, y en la sexta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones ante el CSKA de Moscú. En otras palabras, tres partidos prácticamente intrascendentes.

Isco Alarcón | EFE

En el resto, entró desde el banquillo en 9 ocasiones, se pasó todo el partido en la banda en cuatro y en otros dos directamente no entró en la lista de convocados.

Un problema que trasciende más allá del equipo. El presidente no lo quiere en el club. No le perdona que amenazara con irse al Barça para conseguir una renovación más alta. Y el ‘presi’ ordena a Santiago Solari que no lo ponga en el terreno de juego.

El míster, por su parte, obedece.  El jugador, por la suya, responde con actos de desidia y dejadez muy preocupantes. Actos que todavía causan más estragos entre los responsables, que todavía van más en contra de Isco. Y todo ello se ha  convertido en un bucle que no apunta que vaya a tener un buen final. Todo lo contrario.

Los incendios en el Barça

Pero ojo. Porque en el Barça de Messi, Luis Suárez, Pique y compañía tampoco están para tirar cohetes. En la plantilla también hay varios incendios activos que tampoco pinta que terminarán demasiado bien este curso. Podrían incluso afectar a la trayectoria del equipo culé.

Phillippe Coutinho busca su sitio

Phillippe Coutinho es uno de los frentes abiertos. El brasileño no está justificando los 160 millones de euros que le club pagó por su fichaje al Liverpool entre fijos y variables. No ha sabido ganarse la confianza de Ernesto Valverde ni adaptarse a su sistema. Y no son pocos en la ciudad condal los que hablan de un posible traspaso a final de temporada.

Ivan Rakitic, en la cuerda floja

El que no es posible sino casi seguro es el de Ivan Rakitic. El centrocampista croata no está dispuesto a quedarse si es para compartir minutos en la medular con Frenkie de Jong. El fichaje del holandés no ha hecho mucha gracia al ex del Sevilla, que rechazó irse al Paris Saint-Germain la temporada pasada después de que le prometieran ser uno de los líderes indiscutibles. Siente que la llegada de De Jong es un mensaje a Ivan para que empiece a hacerlas maletas.

Al club, por otro lado, tampoco le irán mal ingresar una buena cantidad de su venta. Y es que todavía mantiene caché en Europa, así como asegura algunos años más de fútbol por delante.

Denis Suárez, potro canterano maltratado

Denis Suárez es otro de los problemas. No el jugador sabe para donde tirar ni en el club saben qué hacer con él. Ernesto Valverde no cuenta con sus servicios y el futbolista va camino de ser otro canterano echado a perder como tantos otros antes que él. Y es que muchos siguen cuestionando el feo que se le ha hecho a Munir desde el club.

Castigar al delantero y apartarlo del equipo porque no quiere renovar, venderlo por un millón al Sevilla y traer cedido a Kevin-Prince Boateng a cambio de un ‘kilo’ para el Sassuolo y otro para el jugador no se puede decir que haya sido una operación muy profesional. Los valores han brillado por su ausencia. Y la coherencia en el movimiento también.

Malcom y Jordi Alba, maltratados

Otro que está desquiciado como Suárez es Malcom. El media punta sigue sin entender para qué lo contrataron. El futbolista sueña cada noche como hubiera sido recalar en la Roma.

Todo ello mientras Jordi Alba sigue reclamando lo suyo. Sobre todo después de ver que con De Jong no han tenido contemplaciones a la hora de poner dinero sobre la mesa.

Alba sabe que es uno de los mejores laterales del mundo y, hoy por hoy, el mejor que puede tener el Barça. Y no solo eso: ha mamado barcelonismo desde pequeño. Es uno de esos jugadores que dice Josep Maria Bartomeu que quieren jugar en el Barça. Pocos como él darán tanto por la camiseta culé. Pero tampoco es tonto. Así que ojo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad