Neymar se convierte en el enemigo público número 1 en Barcelona | EFE

Amenaza a Neymar: ojo con poner un pie en Barcelona

stop

El brasileño tiene un buen lío montado en la ciudad condal

01 de agosto de 2017 (11:29 CET)

Luis Figo. Todavía duele a muchos aficionados del FC Barcelona cada vez que escuchan ese nombre. Han pasado 17 años, pero la herida sigue muy abierta.

Tanto es así que, sin ir más lejos, algunos incluso utilizan el nombre del portugués para llamar a alguien “traidor” o “pesetero”. Y es que la puñalada por la espalda del portugués al barcelonismo es aún hoy en día la más bestia que se recuerda.

La gran mentira

 “Soy del Barça y mi deseo y mi intención es seguir en el Barça”, declaró el portugués al diario Sport justo un día antes de fugarse con Florentino Pérez y los millones del mandatario blanco.

No obstante, alguien le está robando protagonismo al ex barcelonista en esta parcela. Este es Neymar, al que muchos catalogan como el sucesor de Figo en la traición al club blaugrana.

Neymar se gana ser el relevo de Figo

Así lo demuestran los carteles que cada día aumentan en los alrededores del Camp Nou. En ellos, aparece la fotografía del sudamericano, rodeado de varios símbolos del dólar, y un mensaje claro y contundente: “Mercenarios fuera de Barcelona. Solo jugadores que amen la camiseta”.

Asimismo, en la parroquia culé cada vez son menos los que perdonan la traición del brasileño. Un jugador al que, a pesar de sus fiestas privadas, los cumpleaños de su hermana y las espantadas cuando las cosas se han puesto feas en can Barça –como la auto expulsión en la derrota ante el Málaga que a la larga dio la Liga al Real Madrid-, le han dado todo el cariño necesario para que se sintiera a gusto y feliz en la ciudad condal.

El carioca se encuentra ahora en China, ajeno a lo que está ocurriendo en el barrio de Les Corts de la ciudad condal. Pero en los próximos días regresará a Barcelona para sentarse a hablar de su traspaso con Josep Maria Bartomeu. Mucho ojo al punto de encuentro porque puede convertirse en un polvorín de algunos aficionados culés contra el brasileño.

Más cuidado todavía si finalmente el Paris Saint Germain no llega a lo estipulado en la cláusula del jugador y finalmente Neymar se queda en el Camp Nou. Todavía se recuerda el recibimiento que los culés le dedicaron a Figo