63 millones de euros que sacan los colores en el Barça

stop

Las últimas inversiones del club azulgrana no han sido satisfactorias

El crack en la agenda del Barça que mira casa en Gavà Mar

09 de mayo de 2016 (17:45 CET)

El FC Barcelona dispondrá de 60 millones de euros para renovar la plantilla. Una cifra parecida invirtió el club hace un año en los fichajes de Aleix Vidal y Arda Turan, dos futbolistas que debían asumir un gran protagonismo y que están siendo muy cuestionados en el Camp Nou. Su situación es tan inestable que ni el defensa catalán ni el centrocampisa turco tienen garantizada su continuidad.

La campaña electoral del pasado verano condicionó los fichajes. Luis Enrique dio luz verde a las contrataciones de Aleix y Arda al no poder fichar a Paul Pogba, el futbolista más deseado, por su elevado precio.

El Barça cerró la contratación de Aleix Vidal con gran celeridad tras asumir el pago de 18 millones de euros fijos y cuatro en variables. El Sevilla dio luz verde a una operación que se concretó en junio y que liquidó Josep Maria Bartomeu.

La junta gestora

Más complicado y polémico fue el fichaje de Arda Turan. La junta gestora asumió el pago de 34 millones de euros fijos y siete en variables al Atlético de Madrid. Luis Enrique avaló personalmente el fichaje del centrocampista turco, que sigue sin adaptarse a las exigencias del técnico.

Aleix y Arda firmaron por el Barça conscientes de que no podrían debutar con el equipo azulgrana hasta enero de 2016 por culpa de la sanción de la FIFA al club. Luis Enrique contab que ambos tendrían muchos minutos en la segunda vuelta de la Liga y en la Champions, pero su rendimiento no ha sido satisfactorio y el Barça no descarta su venta si recibe alguna propuesta interesante. El problema son sus elevadas fichas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad