Los alimentos que debes evitar si padeces migraña

Si eres propenso o propensa a padecer migrañas, estos son los alimentos que deberías no tomar

Migraña
Migraña

Aunque inexplicablemente no exista el derecho a baja por una migraña, esta dolencia es la octava enfermedad más discapacitante, según señala la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una patología que sufren alrededor de 5 millones de españoles, de los que el 80% son mujeres, y que en cierta medida puede controlarse mediante la alimentación.

¿Por qué tenemos migrañas?

Antes de nada, cabe decir que la Asociación Española de Migraña y Cefalea (AEMICE) define la migraña como “un desorden neurológico que además de manifestarse en un dolor de cabeza intenso puede acompañarse de otros síntomas, entre ellos, vómitos, intolerancia a la luz y al sonido, problemas en la vista y otros».

Por otro lado, desde el Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, señalan en un informe que  el 87% de los pacientes con migraña tiene déficit de la enzima DAO, que es la encargada de metabolizar la histamina, una sustancia que está presente en muchos de los alimentos que tomamos a diario. Al no poder metabolizarla correctamente, es cuando llegan los ataques de migraña.

Por tanto, lo más recomendable para evitar que esta aparezca a menudo, es evitar ciertos alimentos en la medida de lo posible, y siempre consultando antes con un médico.

Alimentos a evitar si padecemos migraña
Alimentos a evitar si padecemos migraña

Los alimentos a evitar si padeces migrañas

Dicho esto, a continuación repasamos qué alimentos contienen más histamina y que conviene evitar. Empezamos con elementos fermentados como la col fermentada, el yogur, los quesos curados y semicurados.  También los que sean elaborados sobre una base láctea, como la crema de leche, la mantequilla o la nata. El tofu y el tempé tampoco son recomendables.

Las frutas y las verduras tampoco se salvan. Contienen altos niveles de histamina las frutas cítricas, las fresas, el plátano, la papaya, el aguacate, el tomate.

Obviamente, tampoco se recomienda comer productos de bollería industrial, así como tampoco abusar del pescado azul.

Y ojo a los condimentos. Debemos evitar las salsas de soja, tomate o curry,  también el glutamato monosódico, muy presente en productos como el vinagre balsámico.

La lista la cierran las bebidas alcohólicas, los zumos de naranja y de tomate, las bebidas energéticas y algunos tés, como el rojo y el negro.

si quieres más información, puedes consultar la página web de la Sociedad Internacional del Déficit de DAO.