Pep Guardiola pone nombre y apellidos a la manzana podrida del Barça

stop

El de Santpedor señala uno de los principales problemas del vestuario blaugrana

Pep Guardiola seduce a un jugador del Real Madrid | EE

17 de febrero de 2017 (12:51 CET)

Después de cuatro años renovando en cada temporada, Pep Guardiola decidió no prolongar su etapa en el FC Barcelona más allá del 2012. El de Santpedor puso fin así a su paso por el banquillo blaugrana.

Las condiciones de Guardiola

El motivo del rechazo a la cuarta renovación fue la negativa de la directiva a unas peticiones concretas de Pep. La más contundente tenía que ver con la salida de tres pesos pesados del vestuario. Jugadores a los que él consideraba manzanas podridas. Aseguró que tarde o temprano perjudicarían al club.

El técnico dio nombre y apellidos de los tres. Cesc Fábregas fue el primero en salir. En de Arenys de Mar llegó del Arsenal pensando que el Camp Nou sería siempre una fiesta. Cuando llegó descubrió en can Barça hay que presionar y defender, además de atacar y gustarse. El renidimiento de Cesc empezó a bajar hasta que finalmente abandonó el club rumbo al Chelsea.

Dani Alves tardó algo más en salir. En el 2015 todo apuntaba a que saldría del club pero su marcha se pospuso un año, debido a la prohibición de la FIFA al Barça para fichar.

Queda una

El tercer nombre sigue en el vestuario. Guardiola ya avisó de que Gerard Piqué tiene un perfil nocivo para el club y para el cuerpo técnico.

Su relación con Luis Enrique es nula después de que el míster le dejara en evidencia cuando el central protestó de los árbitros. "Lo fácil es llorar y quejarse de los árbitros", dijo el técnico.

El defensa es uno de los grandes instigadores, junto a Leo Messi, de los movimientos del vestuario en contra del entrenador. El catalán también se quiso deshacerse del de Rosario, pero la directiva se negó en rotundo.

Ahora los mandatarios se acuerdan de las recomendaciones del técnico del Manchester City. Se preguntan si deberían haberle hecho caso. El desenlace de la temporada pondrá a cada uno en su lugar.