Messi veta un fichaje del Barça (y monta el primer lío a Valverde)

stop

El astro argentino se pone serio: no quiere tirar otra temporada a la basura

Florentino Pérez destroza a Messi y a Piqué | EFE

16 de julio de 2017 (20:12 CET)

Lionel Messi ha vuelto de las vacaciones más enchufado que nunca. Feliz con el idilio de amor que vive junto a su esposa, Antonella Roccuzzo, y tras disfrutar de una maravillosa luna de miel en El Caribe, ahora toca trabajar.

Pero su forma de trabajar es disfrutando. Messi necesita pasarlo bien, jugar y reír para dejar fluir el mejor fútbol de sus botas. Es la misión de Ernesto Valverde.

Es por ello que en estos primeros días de contacto, Messi actúa con una cierta cautela. Pero ya ha mandado algún mensaje al técnico.

El astro argentino está muy preocupado por los fichajes. Quiere el equipo más competitivo posible para que no vuelva a pasar como los dos últimos años.

El equipo ha flojeado en los meses de abril y marzo, en la fase decisiva de la Champions, porque no tenía bastantes alternativas en el banquillo.

Messi entiende que hace falta un nuevo crack que suba el nivel. Rakitic ha paliado la baja de Xavi con solvencia mientras Iniesta estaba bien. A la que el manchego ha bajado, los cimientos han temblado.

Ni Paulinho, ni Seri, ni Roberto

Por ello es tan importante Verratti. Y por este motivo Messi no entiende que el entrenador piense en refuerzos como Paulinho o Seri.

Ni siquiera contempla la alternativa de que Sergi Roberto sea uno de los interiores titulares. El canterano tendrá sus oportunidades, pero en un rol intermedio: a veces interior, a veces dando descanso a Busquets.

A pesar de las buenas palabras de Messi hacia Valverde, se comenta que el día que se conocieron no fluyó un gran feeling jugador-entrenador.

A Messi tampoco le gustó el tempranero toque de atención a Luis Suárez, por llegar tarde a un entrenamiento. Luis Enrique bajaba la cabeza. Valverde, no.