Messi suelta un 'top secret' de Gareth Bale en el Barça

stop

El argentino solo piensa en la próxima temporada

Leo Messi pone a Gareth Bale en su sitio | EFE

14 de julio de 2017 (10:14 CET)

Empieza una nueva temporada y vuelven los duelos entre los mejores jugadores del mundo. Leo Messi y Cristiano Ronaldo tendrán otra oportunidad de demostrar cuál de los dos es el mejor futbolista del planeta. Es la magia del fútbol, que permite empezar desde cero en cada temporada.

Una parcela en la que Messi tendrá que ponerse las pilas. La pasada no fue una mala temporada para el argentino. Todo lo contrario. Como el vino, mejora con los años.

Las sospechas de Messi

Pero es consciente de que no supo gestionar del todo el curso pasado. El '10' culé fue uno de los hombres claves del equipo durante toda la temporada, pero Cristiano fue más listo. El luso se reservó para el tramo final y con sus actuaciones catapultó al Real hacia el ansiado doblete.

En este sentido, Leo prevé que esta temporada volverá a ocurrir lo mismo. El de Rosario opina que CR7 volverá a estar a tope en el último tercio de la competición y que volverá a cargarse el equipò a la espalda en los partidos importantes. Además, es la fórmula perfecta para tener más opciones en la conquista del Balón de Oro.  

¿Dónde queda Bale?

Pero esta situación deja a Gareth Bale en el punto de mira. Si según Messi, Cristiano seguirá siendo el líder absoluto, quiere decir que el galés seguirá ocupando el segundo plano en el que está desde que firmó por los blancos en el 2013.

Con todo, si Bale no sale de Chamartín nunca dará el salto necesario para convertirse en el número 1. Y es que mientras Ronaldo esté en el Madrid, Bale seguirá a la sombra del luso.

Gareth ya tendría que haber explotado, pero no lo ha hecho y no lo hará mientras CR7 siga en la capital.

Ante este panorama, el británico debería plantearse su futuro. Seguir en Concha Espina es seguir cerrando las puertas de su camino hacia el número 1 del mundo, que para eso fichó por el Madrid. En todo caso, la Premier League sería un destino muy adecuado para el galés. En la competición inglesa es donde daría su máximo rendimiento.